lunes, 7 de septiembre de 2015

La emigración e inmigración son igual de buenas (Parte 2)

En realidad no es que haya habido una primera parte con el mismo nombre, es sólo un guiño a mi post anterior.
Yo creo que es bueno que la gente se mueva cuando se le da la gana y se vaya a otros países a vivir. Es fácil condenar (como si los inmigrantes debieran ser condenados sólo por querer seguir sus sueños...) pero es más útil integrar.
Yo mismo viví la otra cara de la moneda.
El año 2006 tuve la fortuna de llegar a hacer un perfeccionamiento de 4 meses a Estados Unidos.
Tengo mucho por escribir al respecto pero ahora sólo importa el enfatizar que podría haberme quedado a trabajar si quisiera incluso en un puesto importante gracias a los buenos contactos que gané; sin embargo no era mi momento, sabía en mi corazón que por ahora no estaba ahí mi vida. Regresé a mi país a compartir lo aprendido.
Sin embargo tras esa experiencia pude entender mejor a quienes deciden dejar sus países para buscar mejores oportunidades (nadie deja un lugar para irse a otro peor, asumo!), especialmente importante para mí fue constatar la realidad de hermanos mexicanos que emigran ilegalmente y por lo mismo no te miran a los ojos (aunque sepan que eres latino como ellos), te tratan de usted (con todo lo que para los hispanoparlantes eso conlleva...) y te hacen reverencia prácticamente.
Cada uno está tratando de mejorar su vida a su manera, no se la compliquemos a los demás.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por leer y comentar!