sábado, 12 de septiembre de 2015

La peluquería del barrio

En la peluquería del barrio no es frecuente que te pregunten qué quieres; la misma peluquera que te atendió hace meses recuerda muy bien qué hizo en tu cabello así que si le pides repita la operación suele dar en el clavo.
La peluquera de barrio no parará de trabajar hasta que vea que estás completamente satisfecho,  suele tener un ojo profesional para "leer" en tu cabello lo que se cortó la vez anterior y fácilmente repetir el ritual.
Ayer visité mi peluquera de barrio. Había otra clienta, una señora de unos 70 años tiñiendo su cabello. Como la peluquera me había dado esta hora aparentemente calculó el tiempo en que el teñido de la otra señora debe "reposar"(?) así que los 40 minutos que le tomó mi corte seguramente fueron suficiente para el trabajo de la otra clienta en que actuara la sustancia que cambia el color.
Conversamos. Por lo general la peluquera hace unas pocas preguntas de rigor al comienzo, actualizamos noticias del barrio y luego no conversamos más excepto para detalles de cómo va el corte. Sin embargo ayer la otra clienta, que además leía el diario me preguntó cosas y me contó otras.
Fue un buen corte, no es caro y queda a tres casas de la mía.


                                                                          "Floyd the barber" - Nirvana




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por leer y comentar!