viernes, 6 de noviembre de 2015

En el séptimo día




El séptimo día suele tener una connotación bíblica. Se supone que el creador descansó ese día tras su obra.
Sin embargo fuimos los hombres los que inventamos el concepto de "día", los números y el tiempo lineal.
Por lo tanto no deja de parecerme a veces conmovedora la ingenuidad en el intentar explicar al creador mediante nuestros propios códigos limitantes y terrenales, como si todo en el universo girara en torno al planeta Tierra...
Hasta el acuariano Copérnico se nos queda chico aquí...

2 comentarios:

  1. Bien planteado. Y lo más absurdo es pretender imponer, a veces por la fuerza, esa interpretación a otros.
    Como si un dios tuviera la misma medida para el tiempo que uno.

    ResponderEliminar
  2. Ese era exactamente el punto! gracias por pasar capo.

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!