sábado, 7 de noviembre de 2015

Soñé contigo anoche

Soñé contigo anoche,
tal como en la siesta de la tarde,
no era un sueño breve, era largo. 

Más largo que los ensueños diurnos.

Estabas tal cual eres,
más no recuerdo más,
al despertar sí.

Despertar es como nacer,
como nacer a una mini vida que sería el día,
despertar es ser un bebe de nuevo
aunque para algunas personas sólo por segundos, para otros por horas...

uno envejece conforme pasa el día
siguiendo esta analogía mía,
(o ejercicio mental)
hasta que llega el mediodía,
se ruge con fulgor, brilla el día,
en su nuevo ciclo se inicia esta vez la tardía.

Llega el ocaso de día
Y los cabellos se tornan gris
todo parece ocurrir más pausadamente,
y sin embargo se despliegan esos mismos colores del momento de la bienvenida...

Somos el círculo,
y nustras vidas arden como una vela,
a medida que la luz en el firmamento se va apagando,

es porque llega la hora de prepararse para un nuevo día.











No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por leer y comentar!