martes, 25 de octubre de 2016

Meditar es respirar

Bueno este lunes se me dio muy bien. Pude recuperar todo el sueño perdido debido a que trabajé el domingo desde temprano en las votaciones, tal como relato en el post anterior.
Mi primera clase comenzaba recién a las 14:30 y debía tomar una prueba.
Tras eso vine a casa y me vino el sueño de la siesta al que mi cuerpo está tan acostumbrado, decidí resistirla, no fue fácil.

Luego a una clase particular donde mi alumna me mostró un artefacto que compró para sus 2 gatas, sabiendo que también amo dicha mascota, pude ver una especie de atril con casitas, ratones de peluche colgando y diferentes niveles todos recubiertos de suaves telas para que los felinos puedan trepar y disfrutar. Confieso que si bien me encantaría adquirir uno de esos no está en mi presupuesto porque son caros. Aún así pude apreciar el segundo piso (de tres) de mi alumna, que tiene una casa hermosísima, bien decorada con testimonios de sus múltiples viajes por la Europa. Me acordé que el viernes soñé que estaba en una corte de la Francia del siglo XV. Hablaba francés fluidamente y sonaba tan bien mi sueño.

De ahí alcancé a comer un pastelito y de a otra clase. 
A casa, al compu y terminé escuchando bossa nova...


Qué lindo cuando era normal poder tomarse un trago en el escenario...










No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por leer y comentar!