lunes, 21 de noviembre de 2016

Amar + drogas

Convengamos, 
el amor es maravilloso,
el sexo también





las drogas igual.

Ahora, ¿si sumas drogas al sexo o al amor?

Puedo recorrer con mis dedos el cuerpo de mi amada por eternidades y no reparar en tiempo o espacio, 
la meditación perfecta...

A veces uno se pasa la vida de largo con los ajetreos diarios y no se detiene a explorar con todos los momentos del mundo el ritual del amor que debería durar incontables horas, inconmesurables eternidades...

A mí me vendrán a ver pronto,
cada segundo lo multiplicaré,
como si no bastara con el paso de la noche al día,
como si fuéramos Dioses del Sol!








2 comentarios:

  1. Muy a favor del sexo y del amor, de lo que puede ser recorrer el cuerpo de la amada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Y por ahí tal vez el amor es una droga también já, un abrazo capo.

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!