jueves, 29 de septiembre de 2016

Cuando todo va bien

Cuando todo va bien fluye el agua,
corre el río,
cierra el frío
Sana vida,
escurre esencia olvida dolencia y expulsa violencia
Cuando todo va bien,
-que es cuando uno eliqe que sea así, convengamos- se le abren las aguas a Moisés, el tipo ese que tuvo fe como un granito de mostaza mueve montañas 
y en algún lugar mi madre sonríe de la manera en que el sol me lava la cara.

Cuando todo va bien se ayuda,
cuando todo va bien se nota,
cuando todo va bien, sé es
cuando todo va bien, sé
cuando todo va bien,
cuando todo va,
CuAnDo TodO.







miércoles, 28 de septiembre de 2016

Afeitar la cara o no

Desde mis últimos años en la universidad que decidí dejarme una barbita tipo candado. Esa que incluye bigotes, se une en bajada por las comisuras de los labios y se cierra cubriendo la pera y área bajo la boca.
A veces trato de hacerla más simétrica, otras veces recorto los bordes y dejo sólo los bigotes y una angosta franja que baja (a lo Pedro de Valdivia, el conquistador español), pero siempre mantengo algo de vello ahí cerca de la boca.

Cada muchos años o algo así me da por afeitarla. Me siento extraño, no me reconozco y en menos de una semana vuelvo a dejarla crecer.

Sin embargo el sábado decidí además de cortar mi cabello, afeitarme toda la cara. Como han sido años de llevar esa barbita se descubrió piel más clara que la del resto de la cara, casi gris. Y por supuesto pica (aún).
En las primeras horas salieron además algunas manchitas en la piel rojizas, como irritaciones y por supuesto me corté un poco en la zona derecha de la cara. Como soy diestro supongo es donde más fuerza ejercí.

Las personas que me ven en el trabajo me hacen notar el cambio y bromeo con que soy el hermano de mí mismo. Me han dicho que va bien, que me veo más serio, que me quité años de encima y los menos, que me veía mejor con barba. Lo concreto es que me acomoda no afeitarme (menos trabajo por la mañana) pero me está gustando esto de la cara despejada, me siento más "auténtico", como si la barbita (sea como sea) inevitablemente oculte un poco el rostro, como una especie de máscara que adorna, que tapa, que cubre, que protege...

Y eso es precisamente lo interesante, justo cuando en mi vida las cosas más difíciles andan, decido quitarme la poca "protección" que sentía en mi cara y admito que incluso el andar afuera ahora es diferente, se siente un poco más de frío cuando uno se afeita toda la cara tras años de barbita, sientes la brisa y ratos en las clases me encuentro llevando mis manos para frotarme ese vello ahora fantasma...

Me presento frente a las clases casi "desnudo" en alguna forma, tal cual soy, tal cual vine al mundo. Reconozco que me parezco mucho más a mi padre. También noto que mi mirada y labios se destacan más.
Y me siento más en el ahora.



viernes, 23 de septiembre de 2016

Hoy fui a cortarme el cabello

Fue un día tranquilo.
Mi cabello estaba ya largo y con el viento que siempre hay aquí me tapaba la vista y además me hacía llegar a clases con un enredo en la cabeza já. Y bueno, no me gusta largo atrás, choca con todo lo que te pongas que tenga cuello.

Y eso que soy medio tradicional con mis cortes, pero estuvo bien.
Mi peluquera vive a menos de un minuto de mi casa caminando, en la misma cuadra. Es una suerte, además cobra barato.
La señora me había dado hora para hoy entre 19 y 20. Todo bien, llegué y no había nadie más.

Apenas entré noté el exquisito aroma que había en el ambiente, era olor a perfume, de mujer y no era de mi peluquera.
Ella me contó que recién se había ido una clienta.

Pensé en esa clienta anónima, que vino no sólo perfumada sino además a trabajar su cabello.
Más, llegué tarde.


Pero no tarde para mi corte de cabello.
La peluquera procedió a proteger mis ropas con los delantales de costumbre,
me preguntó si aún viví a ahí mismo. No me ha visto ultimamente por la calle, pensé.
Pero no, me enteré que hace sólo unas 3 semanas fue operada, algo serio.
De hecho me explicaba que estaba atendiendo poca gente por recomendación del doctor, para no hacer fuerzas ni actividad física. Me sentí privilegiado, de hecho hizo un excelente trabajo.

Luego un poco de noticias del barrio, que hubo un incendio cerca, que el super, etc.
Tras esos 5 minutos iniciales se concentró en el trabajo. Y yo en mis pensamientos, con la cabeza baja para que ella trabaje mejor mi nuca -punto de especial interés mío en cortar...

Siguió el corte, la radio sintonizada en éxitos románticos de los años 60's y 70's, nada mal.
El tiempo pasó volando, mucho cabello en el suelo, bromeamos con la imposibilidad de "reciclar" eso. Tras pagar el módico precio me despedí.
Salí sintiendo frío en mi cabeza, 
pero a la vez disfrutando el sentirme más liviano.




jueves, 22 de septiembre de 2016

Una distancia que no distancia...

Llegó la Internet y nos cambió la vida,
sobre todo a los que crecimos hasta la adolescencia que fue cuando irrumpió (como el Grunge!)
Pero también trajo cosas fascinantes
como conocer a otra persona "virtualmente", luego juntarte con ella y vivir esa magia que supongo antes sólo se comparaba a una cita "a ciegas" concertada ya fuera por carta (de papel) o una afortunada llamada telefónica.

Esta Internet nos tiene en tiempo real viendo fotos de la otra persona, conversando con ella, escuchado sobre su pasión, sus temores, su vida en general 
y conectamos 
y luego,

pues luego escuchas canciones como estas, (del poco conocido cantautor chileno Alexis Venegas) puede sonar cursi pero en ciertos momentos de tu vida uno conecta con ciertas canciones por diversas razones...

Un Click de Amor -por  Alexis Venegas.

martes, 20 de septiembre de 2016

Tranquilidad

Con esta canción, que siempre me hace evocar gratas sensaciones de paz, tranquilidad, silencio y calma...


Es la noche que antecede a lo que será un extraño martes, extraño al menos en Chile porque el domingo era nuestro día de independencia con su correspondiente celebración.
Fue una pena que cayera domingo pero al menos ganamos un lunes feriado (el día siguiente siempre es feriado aquí).
Mucha gente salió a bailar, a comer, a beber. Yo no soy de ir a bailar pero sí tuve un mo-vi-do fin de semana, por eso no anduve en el blog.
Muy bien en todo caso, mucho bien. Sólo queda la tranquilidad.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Fue hace poco que conocí esta canción

Cada persona valiosa, termina desapareciendo al final, se van,

Y cambiaría mi reino,
puedes tomarlo todo,
mi imperio de tierra,
y aún así te decepcionaré,
te lastimaré.

Bien podría estar lejos,
mejor me mantengo lejos,

******

Hoy decidí lastimarme para ver si aún siento,
me enfoco en lo único que es real,
la aguja perforó 
traté de ocultarlo
pero lo recuerdo todo.

¿En qué me he convertido, querido amigo?
Todos quienes conozco se van al final,
Podrías tomarlo todo,
y aún así te decepcionaré.

Deberías alejarte de mí ahora que puedes.
Yo llevaré la corona de espinas, sentado en mi silla dorada.




Abuelo

En esos tiempos aún se podía fumar en lugares públicos,
había de hecho mucho humo en el ambiente,
probablemente más de 12 personas observaban atentas.

Esta noche se resolvía todo,
algunos serían ricos y otros pobres, todo en una misma noche

La tensión estaba en el aire,
Algunos mordían los labios, unos bebían un poco más de whisky y alguien hasta hizo una llamada telefónica.

Hasta que la magia llegó,
se hizo la jugada que definió el curso de eventos:

Reina a D7, jaque mate fatal, victoria para algunos, derrota para otros...



miércoles, 14 de septiembre de 2016

Apología a olvidar (Efectos de una luna en acuario pasando de extravagante a emocional)

El.
El, estuvo con ella, y ella hasta el final.

Ella,
Ella dio lo que nadie dio jamás.
Ella. Bella. Estrella fue fugaz

Falleció ella,
fue su funeral.
familiares fueron
y filas sin cesar, (como desfilando uniformados oscuros pasajeros fuera de lugar)




Y tras algunos años le preguntaban cuándo es el aniversario de su partida y él no lo recuerda,
no lo recuerda,
lo intenta,
pero  en todas sus facultades,
no
lo
recuerda.





lunes, 12 de septiembre de 2016

El Loco (Arcano 0 en el Tarot)





Al loco le pasan cosas buenas.
Porque nada es perfecto y nada perdura, todo y todos somos perecederos (me encanta esa palabra argentina para "perecibles")
El loco es un "arcano" (o naipe) en el Tarot que tiene un número neutral, el cero, el que no está contaminado por el mal ni por el bien, sólo es el centro, el ecuador.
Mayoría de autores del Tarot interpretan al perro como "el amigo fiel que le aconseja al Loco no seguir por ese camino porque podría caer por un precipicio", el Loco obviamente le desoye, cae pero nada malo le sucede, sigue.
A mí me parece que al menos en el naipe de arriba, ese perrito más que intentar frenar al Loco celebra la vida con él, 
Quizá caeremos,
pero caeremos riendo...





sábado, 10 de septiembre de 2016

Arte Joven Ahora! la exposicipon de fines de los 80's que me enamoró con el arte

Anoche puse una canción en una entrada llamada Arte Joven Ahora! pero hoy me pareció razonable mencionar a qué me refería con eso.
Año 1988cuando me enteré gracias a mi profesora de arte -con quien yo estaba tomando lecciones de acuarela y pintura en general- que había una exposición en la zona franca de la ciudad.

Mi ciudad es pequeña, convengamos, y no había en esos años galerías de arte ni mucha movida cultural tampoco. O al menos lo que yo conocía a mis 11 verdes años.

Así que ese fue mi debut con arte digamos con todas las reglas. 
Fui y me encontré con esculturas y obras tanto en pintura como en grabado o dibujo.
No eran muchas, serían unas 40 obras? pero me impactaron, algunas se parecían a cosas que yo concebía y otras me volaron la tapa de los sesos porque eran trabajos que jamás se me hubieran ocurrido y me encantaron.
Fue tal mi impresión de las obras de estos artistas jóvenes chilenos en la muestra de arte itinerante (que luego se fue a España) que volví al día siguiente, y al posterior y así a diario... tanto que la encargada me terminó reconociendo y encariñándose conmigo, quien siempre dejaba registros positivos en el "libro de visitas" o con ella directamente. Confieso igual que me enamoré de ella, una mujer entrada en sus 40s de una belleza inolvidable... :P


El día en que la exposición se debía mudar a otra ciudad y tras haber estado un mes app en la nuestra fui por vez última. La encargada me obsequió un fino catálogo en formato de libro a todo color y calidad fotográfica donde cada página se dedicaba a una obra con reseña del aut@r, su foto y breve descripción de la obra. 

A pesar de que han pasado 28 años y hoy cuento 38 inviernos recuerdo algunos nombres de las obras incluso gracias a las también interminables miradas a ese libro (en un tiempo en que no había internet) y donde incluso la encargada me había dedicado unas palabras en la primera hoja.

Cuando ya tuvimos Internet volví a buscar a algunos de los artistas que recordaba (el librillo eventualmente se perdió en la casa de mis padres) y me enteré gratamente que muchos de ellos triunfan tanto en el país como en otros hoy en día.
Quizá para ellos esta exhibición fue sólo una más y tal vez de poca importancia, pero yo jamás 
olvidaré mi 1988 donde conocí el arte en vivo gracias a la exposición itinerante Arte Joven Ahora!



viernes, 9 de septiembre de 2016

jueves, 8 de septiembre de 2016

Quiero saber lo que es el amor

Es un tema ochentero medio trillado y ok, comercial.


Pero le puse atención a la letra por primera vez... igual creo, a quien no le "toca fibras"?





martes, 6 de septiembre de 2016

No podía odiar

Ni por más que lo tratara, no podía odiar ¡y cómo querría!
Más no le salía, odiar no podía.

Desde siempre a quién le atacara terminaba la vida poniéndolo en la situación de ayudar al atacante de alguna forma...

Cuando grande llegó al dilema del tipo ese ladrón que ahora escapa porque acaba de robar en mi casa mientras yo lo persigo pero justo es atropellado y el conductor se da a la fuga: ¿pesco las cosas que me robó y dejo al ladrón en el suelo o llamo para pedir ayuda médica? (sólo yo he visto el accidente, no hay nadie más cerca...)

Y elegí que salvaría al infeliz que me haga daño también.

De viejo entendí y corroboré que son esos los mejores maestros, más que mal, lo que a veces creemos daño es también una enseñanza de visión, de sabiduría de decir: en esto no vuelvas a caer, ignora esta piedra la próxima vez...
Esos que creemos enemigos
tienen su misión y la cumplen. 

Nada personal.


lunes, 5 de septiembre de 2016

Escúchala querida, oye a la noche que avanza...



Recordé que hace rato no salía afuera de noche.

Como a mi gata no le gusta salir sola a veces abro la puerta, me siento en la entrada y ella sólo entonces se anima a salir tímidamente también.

Frente a mí tengo sólo otra puerta y edificación de la casa de adelante (yo arriendo una casita interior) disfruto mirar al cielo nocturno. 
Algunas pocas noches estrellado, otras nublado.

Hoy estaba nublado. 
Aún así "inhalar la noche" es ya sublime, aunque no veamos estrellas o luna allá arriba. 

Viéndome sentado en la entrada es que la gata viene corriendo y se queda a mis pies observando hacia la calle, calmando su frenesí(?). 
Acecha sombras que solo ella ve.  Arriba aún no aparecen estrellas.

Parece aburrirse, se entra. Y luego yo, la música suena en mi living y la noche, aquí adentro también avanza.


(Lo que da título a esta entrada es del poeta francés Charles Baudelaire - "Recogimiento")

sábado, 3 de septiembre de 2016

La Supervisión

La próxima semana seré supervisado en uno de mis trabajos, donde enseño a adultos. En realidad la institución le llama “Acompañamiento al aula.” Para mí es solo un eufemismo para no decir supervisión porque eso podría incomodar o poner nerviosos a algunos colegas. 

Generalmente ser supervisado en tu trabajo implica que verán qué tan bien lo haces. Habrá alguien en el aula mirando todo lo que haces, cada detalle, movimiento, palabra incluso y por supuesto las cosas más objetivas.

Y es que quien me supervise traerá consigo una pauta donde habrá elementos tipo “¿El docente inicia la clase con puntualidad? ¿Anuncia los objetivos a dominar al finalizar la clase? ¿Se observa un inicio, desarrollo y cierre de la clase? ¿Utiliza recursos tecnológicos?” y un largo etc.
Conozco esas pautas porque he hecho clases a estudiantes de pedagogía en inglés e incluso yo mismo fui supervisor de estos alumnos en sus prácticas hace algunos años. Era entretenido, pero para los pobres era muy estresante, tener al profesor al final de la sala mirando cómo intentas enseñar… y bueno, todos pasamos por eso en algún momento, yo también, hace unos 20 años en la universidad.

Esta vez no me complica porque mi asignatura trabaja con un texto de apoyo así que velarán más que nada que siga la planificación. Y creo que estas supervisiones van más orientadas a los profesionales que hacen clases aquí pero que no son profesores per se, es decir enfermeras, ingenieros o técnicos que deben ser buenos en su especialidad que aceptaron trabajar aquí haciendo clases y compartir sus conocimientos y “expertise”. Los profesores de universidad, los que estudiamos pedagogía sabemos cómo funciona una clase, bueno hablo por mí.


Y quizá es por eso que me han dejado para el final porque con muchos ya se iniciaron estos “acompañamientos” pero conmigo aún nada.


viernes, 2 de septiembre de 2016

Atrapando pokemones

Con no poco éxito se ha lanzado a nivel mundial una aplicación que es más bien un juego para teléfonos móviles llamada Pokémon Go. Está basada en la serie de dibujos animados Pokémon que irrumpieron en el mercado la verdad no recuerdo bien cuándo (fines de los 90’s? inicios del 2000?) pero sí sé que no eran de mi generación, es decir de pequeño no existían, yo miraba cosas como los Transformers, Pitufos, GI Joe y otros que no recuerdo.

Aún así cuando trabajaba en una escuela y hacía clases a niños pequeños hace unos 10 años recuerdo ver a los alumnos juntando láminas, pósters o tazos de los famosos pokemones, así que algo sé al respecto.

Decidí  descargárme la aplicación para probarla, más que mal, parece que a nadie le ha sido indiferente, ya sea porque a muchos (adultos inclusive!) parece gustarles y a otros les ha despertado unos interesantes sentimientos de rechazo y condena como si se tratara de algo muy maléfico, algo de eso he visto en redes sociales "gente estúpida, gente zombie, los hemos perdido, todo el día con esa tontera de los pokemones"...) No sé, a veces me parece que mucha crítica a algo que no usamos o no conocemos refleja más bien más algo sobre nosotros mismos… la vida es un espejo, andamos prestando atención a lo que nos gusta o no. A mi gusto la cosa debe ser vive y deja vivir. Si no le gusta o no entiende tal forma de entretención deje a los que sí les gusta disfrutarla. 

La cosa es que descargué el juego. Es simple, eres un personaje que camina por tu ciudad (el GPS trabaja con mapas de internet así que localizan exactamente en qué calle estás). A medida que caminas, avanzas en el mapa virtual y de repente encuentras uno de esos bichos llamados pokemones. Ahí debes atraparlo (gana el que más captura). Cuando los encuentras los "adquieres" con una bola (pokebola) que debes arrojarles y que no es infalible, a veces el sistema te dice que erraste y debes gastar otra pokebola. Estas no son infinitas, cuando se te acaban debes encontrar más y generalmente en lugares emblemáticos de tu ciudad como monumentos, iglesias o similares. El sistema como está conectado a Google maps sabe dónde hay ríos, largos o monumentos y ahí establece las llamadas “pokeparadas” que es donde hayas las pokebolas u otros elementos importantes.

A veces encuentras huevos donde te saldrán pokemones especiales, pero para que eclosionen debes caminar una cierta cantidad de kilómetros (2, 5 y hasta 10!) así que es bueno para hacer ejercicio.
A medida que capturas varios pokemones, vas subiendo de nivel y ganas cosas. Cuando ya has alcanzado cierto nivel puedes pasar a ciertos lugares llamados “gimnasios” donde podrás combatir para entrenar y ganar experiencia o bien, derrotar a otras personas que han dejado sus pokemones ahí.


En fin, hay mucho aún que me falta por aprender o descubrir pero hasta ahora ha sido divertido, además a veces me toca hacer clases a niños o jóvenes que están súper entusiasmados con este juego (furor similar al que causó Minecraft hace poco) así que tenemos tema de conversación y bueno, ganarme a los alumnos siempre asegura una mejor clase, donde aprenden más y mejor.


jueves, 1 de septiembre de 2016

La Garzona

La vi por primera vez hoy.
Con una sonrisa natural, cómplice y arreglando su cabello pasó con los jarros en la mano.

La próxima vez yo también sonreí y en un rato nos quedamos solos en el local. Hablamos de un gato que andaba por la cocina.

Luego la vi leyendo el diario y se pasó unas veces más frente a mí.
No puedo evitar volver a verla pronto...