jueves, 30 de noviembre de 2017

Destapé la última cerveza de la noche

Se me ha pedido contribuir un cuento a una nueva revista literaria que circulará primero de manera virtual y más tarde, física.
Esta vez no se tratará de microcuentos. Acepté encantado.

Además hoy en una clase en la cárcel tuve una grata conversación sobre espiritualidad con dos estudiantes (como ya se pusieron todas las notas y terminaremos la próxima semana, hay más relajo y la asistencia bajó considerablemente). Me hablaban sobre cómo también valoran el presente por sobre el pasado y el futuro y yo les conté sobre mi experiencia con registros akáshikos.


Tuvimos un hermoso día asoleado en la ciudad, sin frío.

Anoche soñé con mi mamá. En pocos días se cumplirán dos meses de su partida.


En casa la gatita Canela me guía por la noche.





4 comentarios:

  1. en la cárcel son muy religiosos y se entiende, de algo se tienen que aferrar para mejorar sus vidas... me intriga que hablaron, da para una entrada nueva eh.... saludos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compartí lo que he aprendido de la espiritualidad del "estar en el ahora", ese ejercicio cuántico del preguntarte: "¿Nocturno, estás respirando?" y tomar conciencia de aquello y de ahí la conversa se hizo fácil.

      Eliminar
  2. Coincido con JLO, ¡queremos más detalles!
    Abrazo y esa última cerveza...a tu salud!

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!