domingo, 5 de noviembre de 2017

El día sin música (ft. la gatita Canela)

Hubo un día sin música.

No la hubo ni en la casa,
ni en los colectivos,
ni en el bus,
ni en el taxi!

ni en el trabajo,
ni en la oficina, 
ni en la secretaría,
ni en pasillos,
ni en la sala de clases,

ni la intimidad de la cama,
ni en la embriaguez
ni en el recuerdo
ni siquiera en la ducha.



No hubo música.


Y el día en que no hubo música

el sol cruzó invicto el azul,
sin nubes de por medio.
Esa noche la luna llena

estuvo colgada del obscuro firmamento sin que pudiera dimensionar

la distancia.












4 comentarios:

  1. ¿Cómo sería un día sin música?

    La gatita Canela es todo un personaje.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muy bien. Cada tanto hay que pasar un día así. Me gustó como lo describiste recordé aquella frase de Cerati que dice "el silencio no es tiempo perdido"

    Igualmente hoy no lo pudo evitar. ¡Necesito MÚSICA! jajaj

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  3. De todas maneras no creo que exista un día sin música (humana o no), por ejemplo puedes salir a la calle y escuchar cantos de pajaritos que no puedes evitar.

    ResponderEliminar
  4. claro, es imposible... pero me hiciste pensar y no es poco eh.... saludos...

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!