jueves, 11 de enero de 2018

Camino a las criptomonedas: Bitcoin, Ethereum, etc.

Advierto que escribo esto como ciudadano común y corriente -que de hecho no mira tv- y que es tan nuevo con el concepto como quizá muchas personas, sobretodo aquí en latinoamerica. Hago una especie de intro, pincelada porque yo mismo estoy aún tratando de entender esto de las criptomonedas.



Desde hace unos dos años comencé a escuchar sobre esto, entendí que era algo así como la "moneda del futuro", segura, mundial, anónima y un largo etc.

Según una página bastante "pro" bitcoin, aquí la definición:
"Bitcoin es una moneda, como el euro o el dólar estadounidense, que sirve para intercambiar bienes y servicios. Sin embargo, a diferencia de otras monedas, Bitcoin es una divisa electrónica que presenta novedosas características y destaca por su eficiencia, seguridad y facilidad de intercambio.
Su mayor diferencia frente al resto de monedas, se trata de una moneda descentralizada, por lo que nadie la controla. Bitcoin no tiene un emisor central como los dólares o los euros, la criptomoneda es producida por las personas y empresas de alrededor del mundo dedicando gran cantidad de recursos a la minería."


"minería", qué interesante que lo mencionen...

Y un videito explicativo de menos de 2 minutos también sobre qué es y cómo funciona:



Todo bien y todo lindo, pero ¿de dónde salen? ¿quién los "crea"?
Dicen que es seguro porque gracias a que las operaciones realizadas con esta moneda se replican en todos los servidores del mundo que operan con ellas (Block chains), incluso si hubiera un ataque masivo, digamos en todo Europa. O si X país grande fuera borrado por bombas nucleares, tu dinero, al no estar "físicamente" en un sólo lugar seguiría muy seguro.

Bien, además dicen que es anónimo, es decir, nadie sabe en qué lo gastas o quien se lo entregas, como el efectivo.
Sin embargo, y he aquí el riesgo: quien tras cometer un crimen pida se le transfieran rescate en Bitcoins: ¿cómo podrán hallarlo si la moneda se jacta de ser irrastreable?

Además al igual que el dinero en efectivo, una vez pagas no lo puedes recuperar, por lo que si al ingresar los datos de a quien le estás transfiriendo erras un numerito, despídete de tu plata.

Me parece que hay doble filo: esa misma seguridad/anonimidad permitió que el año pasado cuando numerosas empresas, bancos y hospitales(!) fueron "atacadas" por el virus "WannaCry" en unos 150 países del mundo -incluidos algunos bancos y clínicas en Chile- pero de lo cual no se hizo mucho ruido, por lo demás, para no dejar en evidencia lo vulnerables de sus sistemas de seguridad ;)


Los supuestos hackers detrás de ello "secuestraron" información sensible de las bases de datos y bajo amenaza de hacerlos públicos se exigió recompensa: pagos millonarios en Bitcoins! Los bancos y grandes empresas pagaron calladitos y todo bien. Pero ¿quién estuvo tras esos ataques? ¿quién recibió el dinero, si justamente es anónimo el receptor?
Estados Unidos culpó oficialmente a Corea del Norte y desde Pionyang los retaron a demostrar con pruebas sus acusaciones... pero al igual que las fotos de Bin Laden muerto, aún las seguimos esperando.

Ciertos youtubers conspiratorios -y algunos de ellos bastante bien informados- citaban ciertas fuentes que culpaban al mismísimo pentágono o servicios de inteligencia estadounidenses del ataque a modo de laboratorio para testear la seguridad de estas criptomonedas y de paso obtener unos manguitos para sus proyectos.

A pesar de que Microsoft ordenó no aceptar más bitcoins en 2016 (y extrañamente al tiempo después dijo que sólo era un error) y el mismo Bill Gates se ha mostrado favorable a las criptomonedas, recientemente ha nuevamente decidido no trabajar más con la criptomoneda, al igual que el gigante vendedor de juegos online, Steam.


Como Microsoft parece que aún no emite comunicado oficial -esto es info fresquita- citaré textual al menos las razones expresadas con el gigante vendedor de juegos online: Steam.

El valor de la moneda virtual de referencia ha registrado una auténtica explosión en 2017 como te hemos venido contando. Ayer mismo establecía un nuevo registro en 12.573 dólares de valor unitario. Todo lo que sube baja, es cuestión de física y aunque la tendencia al alza continúa, no son pocos los que están advirtiendo que el batacazo puede ser tan histórico como la subida fulminante de este año.
Así las cosas, la principal plataforma de distribución digital de software ha anunciado la eliminación del soporte que comenzó el pasado año. Además de la subida del valor,  las tarifas de transacción que se cobran al consumidor por la red de Bitcoin han aumentado drásticamente este año, llegando a casi 20 dólares por transaccióndesde la semana pasada. Para poner el dato en perspectiva, cuando Steam comenzó a soportar Bitcoin la transacción costaba 0,20 dólares.
Valve explica que no tiene ningún control sobre la tarifa y en esta situación, “se crea un precio irrazonable para la compra de juegos al usar Bitcoin”. Además, estas altas tarifas presentan un problema aún mayor cuando el valor de Bitcoin baja dramáticamente, como cuando perdió el 25% del valor en unos pocos días.
Esto crea un problema para los clientes que intentan comprar juegos usando Bitcoin. Cuando intentan pagar en Steam, el cliente transfiere cierta cantidad de Bitcoin a cambio del precio del juego, más la cantidad de Bitcoin para cubrir la tarifa de la transacción cargada en la red de Bitcoin. El valor de Bitcoin solo es garantizado por un periodo de tiempo, y si la transacción no es completada en ese tiempo, es posible que la cantidad de Bitcoin necesitada cambie. La cantidad de veces que estos cambios ocurren ha aumentado al punto que puede tener una diferencia significante.
En esta situación, Steam dice que no tiene más remedio que eliminar el soporte a Bitcoin. Valve revaluará en el futuro si Bitcoin es viable para la plataforma y para la comunidad de Steam, así como procurará solucionar los problemas de los clientes que han sido afectados por pagos insuficientes o tarifas de transacción.


Lo de Microsoft podría tener que ver el hecho de que los rusos decidieron en febrero de 2016 no seguirían trabajando con el sistema operativo Windows en computadoras fiscales y lo reemplazarán por una basada en Linux con personalización local. La razón es seguridad, pero además se rumorea que es porque Windows recibe información de los usuarios y eso podría comprometer la seguridad del país. Conjuntamente, iniciarán impuestos a empresas estadounidenses como Google y Apple (Google no es neutra, chiquillos...)
A los pocos meses Windows hizo su segundo anuncio y esta vez definitivo de no trabajar más con Bitcoins...

Algo se viene con esa criptomoneda y no me huele bien.
Veo cada vez más publicidad emergente pintándola muy linda, muy mona pero no deja de sonarme a que se empieza a cumplir el rumoreado sueño de las élites mundiales de su nuevo orden mundial con un sólo gobierno -aunque sea tipo ONU- un sólo ejército (o estarás con el o serás su enemigo) un sólo banco mundial, un sólo tipo de moneda -rastreable por ellos, obteniendo valiosa info de en qué gasta la gente su dinero -esto no lo permite el efectivo. Y por eso vamos en camino a eliminarlo también, aquí en Chile de hecho el año pasado comenzaron muchas tiendas a dejar de recibir cheques. 
Bitcoin fue el primero, vino a pavimentar el camino, pero si falla en su posibilidad de encantar a las masas ya está emergiendo el 2.0, se llama Ethereum. Cabe decir que hay otras criptomonedas además hoy en día disponibles...

Cierro con este interesante video, una joya donde la revista británica: "The Economist" (contralada por los Rothschild) ya en 1978 anunciaba que se venía la moneda mundial...





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por leer y comentar!