jueves, 26 de abril de 2018

Rescue me from me...

En mi carrera como profe, he tenido que hacer clases a niños de 4 años (pre-kinder) y a criminales encerrados en una prisión.

Parece que tiendo a irme a los extremos en cuanto a lo que me motiva intelectualmente. Los desafíos en campos que desconozco.

La vida en sí es peligrosa, pero si nos expone a situaciones difíciles es para promovernos y enseñarnos en ese área.

Llueve en este momento en la ciudad, no tan terriblemente como la semana pasada (no están cayendo tormentas eléctricas al menos)
¿Cómo sería bailar bajo la lluvia?
Helada, jaja








4 comentarios:

  1. Bailar bajo la lluvia es una sensación maravillosa.......la vida nos enseña aunque es peligrosa...tienes razón.....un gusto leerte....saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad.
      Gracias por pasar,
      un abrazo!

      Eliminar
  2. Debe estar un poco fresquita la lluvia por aquellos lares, al que baila bajo la lluvia llévenlo directo al loquero.

    Los Smashing me hacen pensar al instante en el gran capítulo de Los Simpson en que aparecen

    Interesante que tengas esa variedad de experiencia en tu profesión. Ambos grupos de alumnos deben sorprenderte, a su manera.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  3. es que lo tuyo es muy arriesgado.
    mirá que darles clases a esos seres al borde del peligro.
    bah...
    inmerso en el peligro
    poniendo en riesgo tu integridad y tu vida.
    siempre lo dije.
    son monstruos.
    a los cuatro años los niños son monstruos...
    hay que tener valor...

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!