lunes, 4 de junio de 2018

De vuelta

Hoy comencé un ejercicio que escuché por ahí:
Por la noche en un papel escribir lo mejor que te ha pasado en el día para luego meterlo en algún frasco o algo así.

Hacerlo ojalá siempre y en año nuevo abres el frasco, sacas algunos y a leer... será agradable recordar las cosas buenas que te pasaron.

En mi caso he decidido anotar incluso situaciones ínfimas pero que me gustaron y que siento salieron de la mejor manera posible.
Anoté 3, aunque siento que hubo más, como por ejemplo el hermoso amanecer que vi por la mañana al salir al llegar al laburo...



Es fácil en la noche darle vuelta a problemas o heridas o lo "malo" que nos pasó.
Pero... es más saludable "darle vueltas" a lo lindo de esta vida, por personal o pequeño que parezca...



6 comentarios:

  1. a mi me parece una excelente idea eh, muy buena... y 3 ya me parecen bastante además... la cuestión no es tanto acumular sino que sean valederas, recordables...

    volví, abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. Es muy bonito ese ejercicio....... un gusto leerte.....saludos

    ResponderEliminar
  3. anotalas si...
    "que las cosas simples
    se las lleva el viento"
    abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Suelo hacerlo! Y da resultado!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. yo a veces escribo sueños verdaderos que tuve (en el blog) apenas me levanto, antes de lavarme los dientes, apenas despues de hacer pis. Si me dejo estár se me van disolviendo en la maroma del día. Cuando los leo, casi ni los recordaba: Es otra nilda, la del sueño,otra que no conozco. Buena idea la del frasco.

    ResponderEliminar
  6. Buena idea. Eso sí... el 31 de diciembre quiero una entrada con los papelitos que fuiste sacando!
    No nos vas a dejar con la intriga no?

    Yo estuve disfrutando del cielo estrellado (a pesar del frío), le encontré el lado positivo a que te corten la luz día por medio.

    Abrazo!

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!