miércoles, 24 de abril de 2019

Un día dividido en dos (Gracias Beatles por su música!)

Ya ha descendido la noche, 22:58 mientras escribo. Después de todo creo que algunas cosas no han cambiado demasiado, antes iniciaba mis escritos pasado las 2 ó 3 am, ahora antes de la media noche casi siempre.

Mi día tuvo dos partes bien definidas hoy: una muy difícil y la otra muy grata.



  • Como el baño de la pensión donde vivo queda justo al lado de mi habitación escucho digamos bastante los ruidos. No es grave, a parte de mí sólo vive aquí el otro pensionista -un joven al que casi no veo- y la abuelita que me cocina y vela por mi bien estar -un amor ella. El problema es que en estos días falló el estanque del agua para la taza, por lo que al descargar quedaba un eterno chorro sin que se llegue a llenar el recipiente. Obviamente tenía una pequeña "técnica" para hacer que se replete como debe ser, pero lamentablemente el joven parecía no haberla descubierto porque al usar él primero el baño, mientras yo aún dormía, dejó mal la cuestión y quedó sonando por mucho rato, rato en el que no puedo quedarme dormido de nuevo y además me da pena que se va gastando agua inútilmente. Ahí se levantó el buen Nocturno a las 6 de la mañana hacer la "maniobra" con la cadenita para que el tapón baje hasta donde se debía (al almuerzo le planteé este inconveniente a la abuelita -que ya se repetía por tercera mañana consecutiva- y esta tarde al llegar a casa ya estaba reparado... Aún así, mal despertar.
  • Llegar al trabajo y tras un buenos días en la sala de profesores, las quejas "que tu curso esto, que tu curso lo otro, que mal en peor bla bla..." Para peor este era mi día más pesado porque a diferencia de otros, no tengo ninguna ventana u hora libre (para planificar, etc.) Sólo clase tras clase tras clase y así de 8am a 16:10. Luego consejo de profesores hasta las 18:15... 
  • Primer bloque con el 5to básico, superado. En la mañana el primer bloque suele ser productivo, todo el mundo aún despertando, me incluyo. Segundo bloque complicado, con mi curso, del cual tengo jefatura me refiero: toca hacer cambios de puestos debido al mal comportamiento de algunos. Se hace bastante difícil ya que muchos no quedan contentos con el lugar asignado y protestan como sólo un pre púber desafiante de 11 años gusta hacer. Logro hacer la actividad de inglés que tenía contemplada. 
  • Último bloque, un 3ro básico (peques de unos 9 años en promedio), aún llenos de energía, yo agotado y ya pensando en el almuerzo. Zafamos, logro que trabajen, nos despedimos. En la sala de profes más quejas, alguien incluso me dice cómo debería sentar a cierto alumno criticando la ubicación anterior.
  • Llega la tarde, tengo una hora con 7mo y otra con 8vo, ahí tenemos ya adolescentes de entre 12 y 14, con los que curiosamente me llevo mejor, evité desde un comienzo forzarlos o hacerlos trabajar a la mala, me los gané a punta de técnicas probadas en mi experiencia y compartir con ellos más de lo que hago, por ejemplo tocar guitarra en la sala, hablar de video juegos y escucharlos hablar sobre sus gustos musicales o incluso literarios(!) Algunos de ellos son incluso mis estudiantes fuertes del taller de ajedrez que hago una vez a la semana. De hecho el 8vo me recibió a las 14:45 con algo realmente inesperado, se me acercaron unos 4 grandotes (digamos se pegan el estirón a esta edad...) y pusieron al unísono en sus celulares una canción de youtube para que les diera mi opinión. Yo no la había oído antes pero era una especie de marcha militar que halagaba a Pinochet(!) decía algo así como "Mi general... bla bla bla". La verdad fue algo tan inesperado que me dio risa, además ellos bailaban mientras sonaba y quedaban atentos a mi reacción, yo me llevé la palma a la cara, no pude evitar reírme además mientras movía mi cabeza de lado a lado. Una niña desde más atrás me preguntó qué opinaba de Pinochet. Yo consciente de que muchos de estos estudiantes son hijos de funcionarios de las fuerzas armadas -hay un regimiento aquí mismo en el pueblo- sólo atiné a decir algo así como estem... uf, y puse una cierta sonrisa que les dio a entender por suerte que no quería ser irrespetuoso, pero a la vez me complicaba explayarme. Soy el profe de inglés, no de historia, já.
  •  15:25 y me toca ir al 7mo. Me encuentro con un curso pequeñísimo: de los usuales 28 hay sólo unos 10 porque los demás se encuentran compitiendo en algún torneo de atletismo, fútbol o no sé, digamos una cosa deportiva. Me queda claro que no será buena idea pasar "materia nueva" y la guía que había preparado con el tema Environment (que trata sobre despertar consciencia de cómo contaminamos nuestro planeta). Me proponen ir al patio. En realidad hay un día extrañamente precioso para ser otoño, no hay frío, el sol brilla radiante porque casi no hay nubes, les digo que sí. 
  • Se propone un partido de fútbol hombres contra mujeres. Me piden permiso, acepto. Aunque 3 chicos prefieren jugar básquetbol, las cosas quedan 6 chicas contra 3 varones. No contaba con que esos tres son buenos, de hecho ellos mismos me dicen que puedo ser para las chicas, que se muestran algo tímidas y dubitativas. Acepto. Los chicos se conocen bien (juegan todos los recreos, y asumo fuera del colegio también), hay buenos pases, bajadas a lo pro y ya algunos goles a favor para cuando me uno (primero tuve que estar haciendo un poco de labores burocráticas de todo profe, como completar el libro de clases, firmar, etc.)
  • Descubro que tenemos buena arquera y hay dos chicas aguerridas que van sin miedo a trancar y tratar de quitar balones, a viva voz las voy felicitando y pidiendo que subamos más al área rival, me dispongo a correr. A pesar de no jugar hace algunas décadas me doy cuenta que algunas condiciones están intactas já, buen pique, y algo de gol ratón convengamos pero logro marcar mi primero. Luego centran los chicos, viene un ataque rápido y nuestra arquera se luce sin temores. La felicito, la adrenalina va subiendo, en todos. Descubro que hay dos chicas que van bien para el ataque y otras dos que defienden, los chicos en todo caso siguen pasándolas con cierta facilidad, más la arquera no falla, otra tapada. Otra llegada y sale alta... otra llegada y los chicos comienzan a perder la paciencia, su gol no sale y están quemando energías. Uno de ellos dice "ahora que llegó el mister las chicas se pusieron buenas" -no lo dice en mal tono, pero me gusta y lo refuerzo. También dedico algunos halagos a los chicos y prevengo a mi equipo que jugarán asociados. Sale un rebote, pelota pifiada, la robo y gol!!! celebro a lo matador Salas...
  • Tras ese emocionante partido donde luego se terminaron uniendo muchos refuerzos de otros cursos que también bajaron a aprovechar el lindo día, dan las 16:15. Aquí se me ha avisado que hay ensayo porque mañana debo tocar con otros profesores unas canciones de The Beatles para un sacerdote -trabajo en colegio salesiano- que tras 6 años (interesante número) se va a otro destino para que llegue uno nuevo, así que se le harán actos y misas de despedida.
  • En el ensayo estamos 3 profes: el otro nuevo de inglés que se maneja bien con la batería, le pasan la eléctrica o electrónica del colegio (creo que se llaman pads) yo tomo la guitarra y el inspector, el bajo. Hay que admitir que los tres somos músicos cada uno con cierta trayectoria así que nos afiatamos muy bien. Terminamos 3 canciones que le obsequiaremos al padre que sale: She Loves you, Help! y All my Loving de The Beatles.
  • Tras ese breve ensayo, nos vamos todos al consejo de profesores a las 17:15. A estas alturas me siento muy bien, he botado estrés y malas vibras gracias al fútbol y la música. En el consejo debemos organizar actividades para el día del alumno (10 de mayo), no hay muchas ideas, levanto mi mano, propongo hacer un "Pasapalabras" de profes imitando el conocido programa que se exhibe en Chile con el mismo nombre, se acoge, obviamente haremos una parodia con preguntas sobre el colegio y comerciales incluídos -grabados en video- todo con tal de hacer reír a los chicos de todo el colegio y que pasen un buen día.
  • Tras eso nos damos cuenta que no hay más tiempo para ensayar Beatles porque el acto de mañana es a las 14:45. Decidimos ir a ensayar tras nuestra jornada al salón de los actos, a las 18:15 llegamos junto a otras profesoras que se sumarán a la improvisada bandita para apoyar en coros y pandereta. Todo el mundo es bienvenido, the more the merrier* dicen los ingleses...
(*Trad. "mientras más, mejor.")

Esta vez nos conectamos a los equipos de amplificación de esa suerte de gimnasio, sonamos potentes y bueno, me toca hacer la voz principal, una suerte de amalgama de John y Paul porque las colegas no se animan a cantar muy fuerte en inglés, aunque contamos con una voluntaria angloparlante que si bien confesó no tener experiencia "musical" se une para acompañar, ¿por qué no?
Tras casi una hora, nos despedimos y salimos del recinto, ya no queda nadie, hasta las auxiliares del aseo se han retirado y afuera está obscuro, ya es de noche.

Escribí esto de un tirón, no lo revisé así que pido disculpas por las faltas o redundancias.

A pesar de que ya me duele un poco el cuerpo, me siento bien.



lunes, 22 de abril de 2019

Juego de Tronos

Estuve alejado de la producción literaria este fin de semana de Pascua porque fue grato volver a casa a ocuparme de las cosas que en esas ciudad debo resolver y derechamente, descansar.
Ahora estoy de vuelta en mi pensión y preparado para mañana iniciar una nueva semana laboral que creo será tranquila, ya pasó la efervescencia de semana santa.

Hoy vi el más reciente episodio de Juego de Tronos, serie que sigo y que normalmente bajaba de Internet ya que en mi anterior ciudad no contaba con televisión por "cable". Aquí en mi pensión si la hay y aunque confieso sólo miro los canales de History Channel -por cierto con una agenda bastante obvia- no solía hacer zapping ya que no me interesan mucho los canales de deportes, ni de dibujos animados, ni los nacionales, ni las noticias ni las pelis. En realidad no me gusta la televisión per se...
más me di cuenta que tengo HBO así que a las 21 hrs comenzó el episodio de la nueva temporada, genial. Me gustó.


martes, 16 de abril de 2019

Todo estuvo bien con la misa

Sí, para variar: a lo que más temía terminó siendo mucho más fácil de lo que creí.

Se confirma la regla de este 2019: ir hacia lo que me dé miedo. Punto. Será bueno.
Por ahí el budismo me ha enseñado que si no enfrentas los miedos se te presentarán igual en forma de conflicto cuando menos preparado estés.

El fin de semana fue movido, es que cada viernes o sábado trato de viajar a mi ciudad en el ferry y allá hay mucho que hacer, compras, visitas, asuntos familiares, pagar deudas, contraer deudas, etc.

Ya estoy de vuelta en mi querida isla.
La misa terminó saliendo bien y ya me reclutan para futuras apoyando tanto en lectura -me gusta leer en micrófonos frente a audiencias, já- como en guitarra o bajo para las canciones litúrgicas.

Me enteré además que a fines de este mes el Padre que oficia las misas en la ciudad y que se hospeda en dependencias de mi colegio se va a Cuba. Tras 6 años y nos llega otro el 24 de Abril.

Se viene un mes movido entonces, organizamos despedidas, ponemos platita para comprar uno que otro recuerdo, galvano, organizamos misas, rituales y actos.
Y a la vez, esta semana será más corta porque el viernes tenemos feriado.

Mucho hablar de lo que ha pasado y lo que viene, ¿dónde está el presente?

Bien, cada vez que regreso de mi ciudad encuentro mi habitación impecable, me hacen la cama, cambian sábanas y limpian todo. Me gusta vivir donde estoy. Caminando cada mañana me demoro 4 minutos y fracción en llegar a mi trabajo, ¡caminando!...

También mi día a día tiene matices obscurillos que no detallo ni alimento demasiado, porque si bien son parte de la vida, me considero un agradecido de lo que estoy viviendo en estos días: soy afortunado y últimamente siento que estoy apenas iniciando lo que puede ser muy prometedor...



jueves, 11 de abril de 2019

Temores

Hoy me di cuenta que le tengo miedo al domingo que se viene, debido a esa misa de Ramos.
Trabajo en un colegio salesiano y cada 7mo día le toca a un curso apoyar al sacerdote en la organización y ejecución de la misma. El colegio debe ayudar facilitando que participen apoderados, estudiantes y por supuesto nosotros los profesores. No me molesta aquello, conozco las reglas y firmé contento el contrato donde claramente se estipulaba que esta era una de mis obligaciones. Sólo que no esperaba que sería tan pronto... incidentalmente justo el domingo 14 se cumple un mes exacto desde que me presenté a trabajar un 14 de marzo a esta institución educacional.

¿Cuál es el miedo? aparte que es la misa más concurrida estadísticamente en Chile, el hecho que estará gran parte de la ciudad presente, mi jefa (directora) padres, apoderados y todo el mundo y yo no tengo idea cómo debe ser la cosa. O sea en rigor a la verdad una punta de iceberg conozco ya porque me han entregado la pauta, pero hay muchas intervenciones de distintas personas: mis estudiantes que leerán, la apoderada que colaborará como "guía" y repito yo no recuerdo haber estado nunca en una misa de domingo de Ramos. No me sé las partes de la liturgia, sólo estoy confiando en que estaré muy atento y concentrado en el lenguaje corporal.

No me asusta tanto el estar frente a público, en ese sentido me ha ayudado la experiencia -ni tanta- en escenarios cuando he tocado con alguna banda o solo. Me asusta fallar, equivocarme, que se note descordinación, falta de preparación, que no tengo idea donde estoy parado, já.

Peeeeeeeeeeeeeeeerooooo,

desde que me vine a trabajar a la isla Tierra del Fuego que me repito en la mente que en esta vida hay que moverse con valor, voluntad, amor y power hacia donde estén tus miedos.
También tenía diversos miedos antes de venirme, hoy en día estoy contento trabajando y me río de esos miedos pasados. Así que admito mi miedo, lo acepto y le pondré ganas.

Curiosamente hoy una peque de 5to básico (ahí tienen 11 años app.) de la nada llega y me pregunta: "Mister, ¿ud. le tiene miedo a la muerte?"

Obviamente la pregunta me sorprendió, niños de su edad no andan preocupados de esas cosas -viven más el presente, la muerte está muy lejana aún... supongo son temas de conversación que escuchará en casa? rápida y sinceramente respondí que no. Luego pensé... que podría remotamente alimentar ideas suicidas en ella y me perseguí así que agregué, "pero no me quiero morir aún, me gusta mi vida" con una sonrisa.  Luego la insté a terminar su tarea.

Hoy además tuve clases con mi curso, el 6to básico, les confesé no sé por qué que estaba algo nervioso respecto al domingo.
También les dije que igual daría lo mejor y vamos que se puede.


miércoles, 10 de abril de 2019

Un pasito a la vez

Hoy no hubo jornada en el templo. No me queda muy clara la razón porque no se dijo nada oficial excepto que el padre tuvo que viajar fuera de la ciudad.
Tuve clases con el curso del que soy el "profesor jefe", la misión era encontrar 3 que pudieran leer el domingo en la misa sus respectivos pasajes. Me fue bien, los hice leer frente al curso y me dieron confianza.
Estoy teniendo una peligrosa confianza en que todo saldrá bien este domingo a las 19 hrs. donde me toca ayudar a coordinar y colaborar junto a mis niños y algunos apoderados la misa, quizá una de las más importantes del año, de Domingo de Ramos! que según leía en estadísticas, es la de mayor concurrencia en Chile. Y me la dan justo a mí, el que tiene cero experiencia salesiana, que la última vez que fue a una misa fue hace décadas y que soy nuevo en este colegio y ciudad.
Nice.

Que el señor nos pille confesados... já. Hablando en serio, daré lo mejor, vamos con todo el power que al menos si la embarro será dando pelea con todo el entusiasmo porque esos asistentes disfruten y vean su misa de ramos con normalidad y agradable o
más o menos decente.



martes, 9 de abril de 2019

Todo el colegio se desplaza al templo

Toda mi vida estudié en escuelas laicas. He tenido amigos que pasaron por colegios salesianos y me cuentan sus historias, algunos con orgullo y los más derechamente todo lo que tenga que ver con iglesias, misas y rezos.

Desde esta ignorancia mía todo lo que veo en el colegio donde trabajo actualmente -que fue fundado por las hijas de María Auxiliadora- sea nuevo. Así fue como desde ayer todo el mundo en el colegio, desde 1ro a 8vo básico (o preparatoria) deben trasladarse al templo de la ciudad a las 8 de la mañana y nosotros los profesores también.
Ahí se lleva a cabo lo que llaman "Triduo Pascual"

Según Wikipedia:

La palabra triduo procede del latín triduum, de tres y duum, derivado de dies, "día", lo que literalmente significa "espacio de tres días". En general y particularmente en la iglesia católica, son los rezos o celebraciones religiosas que duran tres días.
Es dado para representar la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.


El lunes fuimos por primera vez, estaba heladísimo ese día porque amaneció escarchado. Por suerte el colegio está en la plaza y por lo tanto, a una cuadra del templo.

Junto a algunos rezos, a los niños se les exhibió un video proyectado en una pared de la iglesia, desde Youtube (con su ocasional interrupción por comerciales que ahora pasa esa página) sobre la crucifixión, la resurrección y etc. todo en versión dibujos animados. Algunos cantos y tras una especie de concurso donde el sacerdote les pedía responder a preguntas sobre lo visto en el video, cada curso se ganó una caja de chocolates o barras varias para repartir entre todos.
La cosa debe haber durado cerca de media hora. De vuelta al colegio.

Hoy martes la cosa no fue tan distinta. Por suerte no hacía frío esta vez debido a que llovió durante la noche. Mismo ritual, saludo breve en la formación y a las salas para dejar mochilas y bolsos, formarse y partir junto a profesores al templo.
Esta vez al llegar empezó rápidamente el video y sin mucho anuncio respecto a qué veríamos nos encontramos con que tristemente el proyector del data estaba mal enfocado y la imagen se veía horriblemente difusa, já. Tras casi 7 minutos alguien se acercó del colegio para ayudar a "enfocar" la cosa y volvió la nitidez.

¿Se han fijado que durante la reproducción de un video en Youtube si uno deja el puntero del ratón posado en la barra de progreso, se despliega una miniatura de la sección del video que en cierta forma "tapa" una parte de lo que se está mirando? bueno parece que nuestro amigo sacerdote no es muy versado en estas cosas porque esa caja tapó durante un rato la imagen (yo estaba fascinado viendo la cosa, esta vez se enfocaba en Pilatos, el lavado de manos, los azotes, el vía crucis y por supuesto la resurección.)
Anecdótico fue que en cierto punto el video, frente a todos los niños, fue interrumpido por otro comercial de Youtube, esta vez uno del vino chileno Casillero del Diablo (!) Además con una música metal de fondo... la verdad es que fue inevitable no reír.
El Padre levantó su mano como pidiendo perdón y se apresuró a saltarlo. Luego la imagen se quedó pegada con el símbolo de que el video está "cargando".

Yo estaba en el sector donde 3 profesores, voces, guitarra y bajo cantaban las canciones, pero ante el problema me levanté para sugerirle al sacerdote discretamente que pruebe bajarle la resolución al video para que se reanude ya que el hombre no sabía qué hacer. Otro profe también se acercó para ver si podía ayudar también. Finalmente todo volvió a la normalidad.

Llegó la hora de la canción final, debido a cuestiones que no pretendo indagar, la profesora de la guitarra no se la sabía así que el del bajo se la pidió para tocarla y me llamaron a mí para ayudar con el bajo. Si bien ni conozco la canción ni sé sus acordes, tenían la hoja con la letra y las notas y bueno, eso puedo seguirlo. Así que me vi acompañando en bajo, já, es entretenido ese instrumento, además yo también soy bajo je je.

Todo salió bien y ya que la tía que cantaba y la de la guitarra son las que están a cargo del taller de coro (donde escribía que hace unos días me invitaron a participar) terminamos tocando esa misma canción "Mira Niñita" mientras los cursos se retiraban hacia el colegio. Oh, olvidaba que también hubo concursos para ver quién tomó atención durante el video, pero esta vez ya no fue una caja de barras de chocolate para cada curso sino que se premió sólo a tres. Además, el Padre exhibió una compleja mochila escolar con forma de batimóvil que nunca había visto en mi vida:

es exactamente esa, en el fondo es como una maletita, se abre por los lados y puedes llevarla con las rueditas sin cargarla...






Obviamente causó gran expectación porque ofreció regalarla al curso que más respuestas correctas dé al final. En efecto un 3ro básico se la ganó y la profesora decidió que por turnos, cada integrante la llevará a su casa un día...

Mañana miércoles toca el último de este Triduo Pascual que ha resultado muy interesante. Ignoro qué aventuras nos depara esta vez...


viernes, 5 de abril de 2019

La globoflexia en el aula

Al menos yo vine a aprender la palabra recién el año pasado cuando me interesé por aprender esto.

La globoflexia es una técnica que trata de hacer diferentes figuras con globos, utilizando la torsión como elemento moldeador de las figuras.





Aprendí gracias al canal de este argentino (se llama GustavoGG en Youtube), se dedica a enseñar diferentes figuritas, desde los fáciles (perrito y espada) hasta cosas mucho más elaboradas y difíciles. Sus tutoriales son buenos y gracias a ellos pude hoy debutar en el aula con algunos de estos elementos para motivar incluso a adolescentes de 7mo básico(!)

Mi propuesta es la de regalar por sorteo (cualquiera en el curso puede ganar) al finalizar la clase si es que el comportamiento fue bueno y trabajaron, pero también ayuda a ponerle algo de humor a la cosa...


Los alcancé a usar en 3 cursos esta mañana. En el caso de la espada pude notar que había interés tanto de chicas como chicos por igual. El perrito también, aunque uno de los chicos que se ganó uno terminó invirtiéndolo y usándolo como una ametralladora... boys will be boys...


Exito asegurado en todo caso. :)





jueves, 4 de abril de 2019

El taller de coro

Hoy estaba en clases y me invitaron a apoyar la actividad extracurricular de coro. ¿Por qué?
Porque se corrió la voz de que sé tocar guitarra y me gusta intentar cantar -aunque no signifique aquello que sepa hacerlo!
Acepté.

A las 16:15 terminó mi clase y bajé guitarra en mano al primer piso junto al otro profesor de inglés -que también fue invitado porque igual toca guitarra.

Estaban unas 6 chiquiticas de entre 9 y 11 años junto a sus dos maestras (de canto y de guitarra) y la idea para hoy -primera clase- era enseñarles 3 canciones. Una chilena folclórica, un reguetón (del gusto de las peques) y una lenta de Sin Bandera.
El reguetón y la chilena funcionaron muy bien. La "tía" de la guitarra junto a mi colega de inglés se encargaron de marcar las notas de "Mira Niñita" (de la banda de rock progresivo chileno setentera Los Jaivas -que triunfaron más en el extranjero que en Chile en su momento debido al exilio que sufrieron durante la dictadura militar).
Las chicas se la sabían y la cantaron muy bien por lo demás. La otra tía, más dada al canto se encargó de enseñarles las armonías y yo, bueno aparte de marcar la melodía (punteo) acompañé en voz masculina.
Pasamos una hora y todo salió muy lindo. obviamente hicimos una versión más breve y sencilla que la original...


En estos talleres es donde los niños y niñas del colegio eligen potenciar aquellas actividades donde tienen potencial y/o interés. Yo también impartiré una a partir de la próxima semana: ajedrez.


martes, 2 de abril de 2019

Narro un sueño cualquiera y de paso agradezco que vivo otro día

Había dos mujeres en un lugar con infinidad de libros en las repisas.

No era cualquier biblioteca, era una de esas de más de 5 pisos... como de película.

Yo sentía de alguna forma que ellas eran  mis maestras, tenían poder y mucho. Una sostenía un libro abierto, leyéndolo,  pero ambas eran buenas y sabias, muy sabias sin ser necesariamente viejas.

Dialogaban conmigo. No recuerdo mucho, más sí hubo cierto momento en que una de ellas mirándome de frente me hacía una pregunta, yo ansioso contestaba rápido, luego ellas se miraban, asentían con la cabeza y de alguna forma "me aprobaban", creo que decían algo así como que una de ellas me tenía fe.

Y desperté tranquilo, sereno y esperanzado. Me gusta pensar que la vida se la juega día a día porque volvamos a amanecer, tal vez esas mujeres eran dos diosas (el cristianismo es bien machista, convengamos) o tal vez no y podemos discutir si acaso el simbolismo de mi subconsciente trajo a colación dos cosas que conozco: el poema del inglés Samuel Taylor Coleridge con su obra épica de fines del siglo XVIII "La Rima del Viejo Marinero" donde la vida y la muerte se echan a suerte la vida de un marinero (guiño en la 90era canción de los Rodriguez El Marinero y el Capitán?)

En fin, como sea, no sé... cada día que veo el sol y la gente a mi alrededor, siento que la vida -o quien sea- me ha dado otra oportunidad

 y las oportunidades yo las recuerdo a fuego.





lunes, 1 de abril de 2019

Hogar

Poseer una casa propia es el sueño de probablemente la mayoría de las personas.
No lo ha sido para mí, porque comprarse una casa con la intención de vivir en ella es asumir que te "amarrarás" a esa ciudad. Que si sales será sólo para vacacionar o visitar amistades/familia.

Supongo es natural tener este tipo de pensamientos en la posición en la que estoy en este momento de mi vida: mientras trabajo "vivo", duermo y me alimento en una pieza que más o menos puedo considerar mía mientras la alquilo y que tiene muchas cosas que me pertenecen como ropas, elementos para mi trabajo y otros para tiempo libre, por ejemplo me traje la guitarra eléctrica, libros y este compu.

Sin embargo, los fines de semana me voy a otra ciudad donde está la casa que alquilo hace ya unos 9 años y que está llena de cosas mías también, tales como mi querida cama, sillones, libros, muebles y un largo etc.
Y también está la casa que habité desde pequeño hasta que tuve la plata y la edad para independizarme: la casa familiar cuya pieza, en la que solíamos dormir con mi hermano, ya no la siento realmente "mía". Hoy en día está ocupada por muebles distintos, cosas de mi hermana mayor -que aún vive ahí con mi papá- y bueno, mantitas para la gata Canela, que según me cuentan y por esas cosas del destino, duerme en la que solía ser mi cama.

Mi intención es en los próximos meses vaciar la casa que arriendo en la anterior ciudad para entregarla y dejar de pagar por ella. Me quedo en la pensión que habito ahora y más adelante puedo alquilar una nueva casa o cabañita en esta ciudad donde pretendo seguir trabajando.

Como decía Facundo Cabral, no soy de aquí ni soy de allá...