viernes, 28 de julio de 2017

Escribo antes de "pestañetear"..

Nunca he sido muy fanático de sentarme frente a frente a gente en lugares como un restaurant, a menos que sea una pareja.
El estar frente a frente siempre me parece inevitablemente como un "enfrentamiento" o bien estoy casi forzado a hacer contacto visual y a mí me gusta a veces descansar la vista en detalles o personas del lugar, seguir escuchando pero además mirar alrededor.

En años universitarios recién vine a aprender lo que era el Feng Shui, de cómo según la creencia la forma cómo las personas y objetos se distribuyen en una habitación o lugar pueden alterar el flujo de las energías...

No sé, desconfié un poco. Si bien algunas cosas me hicieron sentido otras me parece olvidan un importante detalle: que lo que tiene que ser es y pasará igual, no importando cómo ponemos unos muebles o dónde nos sentamos.

Cuando decía que hubo sin embargo, algunos aspectos que me gustaron puedo citar lo de para trabajar en conjunto es mejor sentarse al lado de la persona. Recuerdo en mi escuela primaria o "básica" como decimos en Chile, los primeros años me tocaba en las salas de clases mesas para dos, así que siempre estabas junto a compañer@s y se creaba la sensación de trabajo en equipo.
Un librito de Feng Shui que obtuve a fines de los 90's, explicaba que la mejor distribución para sentarse en una cena o junta casual era la de "L" donde no te sientas de frente a la persona sino que asumiendo una mesa cuadrada, a tu derecha o izquierda.

Esa la he comprobado y me acomoda mucho, aunque frente a mí quede una pared, me da la libertad de poder mirar mi plato por ejemplo o a ratos mirar a la persona a los ojos o bien perderme en meditaciones mientras observo mi alrededor.

Supongo el Feng Shui no es para todos o yo no soy para eso já, así que no lo seguí más.

Por la noche fui a ver la peli Dunkerque al cine. En una sala pequeñita de la ciudad donde nos pasaron lentes 3D pero la peli nunca fue en 3d já.
Está buena, me hablaron bien del director Christopher Nolan, de quien era absolutamente ignorante (tengo de cinéfilo lo mismo que de bailarín... :(

Y me gustó, aunque creo sigue una "agenda" medio propagandística. Especialmente ver mucha bandera británica y sus aviones, barcos o puestos en llamas o atacados, mientras su componente humano sobrevive estoico. Interesante que saquen nuevamente la historia de ciertas batallas (o desastres militares maquillados) antiguas en los tiempos en que vivimos hoy, donde justamente Londres y Manchester han sido blanco de un enemigo indeterminado, "terroristas".

Aún así la recomiendo.

Como recomiendo 
la vida misma...








6 comentarios:

  1. Nolan es discutido, pero propone algo... tiene firma de autor digamos, como una marca...

    si las parejas se sientan frente a frente y no uno al lado del otro dicen que es como el principio del fin jaja... será cierto?...

    ResponderEliminar
  2. no rain es uno de mis videos favoritos. Soy esa nena abeja.

    ResponderEliminar
  3. Nolan es un genio. Memento la tengo considerada como respuesta a "mejor película" en cualquier cuestionario. Me voló la cabeza.
    Sus otras películas me gustan, Inception tal vez en segundo puesto... así que esta la veré.
    Me interesó eso de cómo sentarse en la mesa. Ayer fui a ver a Vox Dei a un teatro donde habían puesto mesas para 4, y tener que compartir con otra pareja es un tanto incómodo, ya que los otros estaban casi de espalda al escenario y al momento del show se acomodaron como pudieron

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando me mencionaron Memento o Inception recién caí en la cuenta de quién era el director, sí.
      Lo de compartir con gente desconocida me ha pasado cuando he ido a algún bar popular a ver fútbol y se estila compartir mesas pero ahí quedas sólo con otros 3 viejos cerveceros já.

      Eliminar

Gracias por leer y comentar!