domingo, 4 de febrero de 2018

Espejos y los 7 años

Cuando me enteré que según la superstición el  romper un espejo significaba siete años de mala suerte decidí quebrar todos los que tuviera.

Uno a uno. Algunos de manera ruidosa, otros sin mucho escándalo. Algunos caían, otros aterrizaban contra paredes y el más grande recibió directamente patadas.
Fue fabuloso romper los espejos.

¿Los siguientes 7 años?
Prosperidad, éxito y abundancia como nunca más volví a tener en mi vida.



3 comentarios:

  1. Buenos días Nocturno! Paso por aquí para agradecer tu precioso comentario y con qué me encuentro? Con la noche estrellada de Van Gogh, que es mi pintor favorito. Y a ti te gustaron mis nubes nocturnas..qué coincidencia! Luego,leí tu precioso micro, original, sin excesos a pesar de imaginar tantos espejos haciéndose añicos! Eso es escribir bien! Te sigo desde ya!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Ja! Me hiciste recordar un capítulo de Alf en el que sin querer quema un libro de historia, y dice que eso en Melmac eran 7 años de mala suerte. Entre varias otras cosas que prueba para contrarrestarlas, una es romper un espejo... todo indicaba que la buena suerte volvía pero... al comenzar sus primeros pasos los vidrios se clavan en sus pies

    Mucha suerte!
    Abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me gusta esa evidencia contra la superstición.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!