miércoles, 14 de marzo de 2018

Con Ella...

Llegué al bosque
frente a mí había un cordón de árboles,
obscuros,

me adentré en el bosque y luego había un río

Lo crucé y encontré una montaña
la escalé
y desde arriba vi a ambos el bosque y el río
pero sobre mí había una cordillera de estrellas brillando en el cielo.





5 comentarios:

  1. el horizonte siempre está un poco mas allá...

    ResponderEliminar
  2. Cuando te leo sentí esa unión especial que solamente a veces se siente. La conexión con el Universo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. cuando la vida te canta contestale con boleros
    me encantó tu texto

    ResponderEliminar
  4. un sueño? un deseo?

    ResponderEliminar
  5. Fue un sueño, no?
    Me gustó mucho, y noto que te gusta usar la palabra obscuro (así con "b"), muy acorde a tu nombre de Nocturno.

    La cordillera, sea de estrellas o de rocas, siempre presente

    Abrazo!

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!