jueves, 3 de marzo de 2016

Días de gasto (confessions of a hedonist)





El otro día tenía hambre, era ya la tarde pero quería pizza, cualquier pizza: las pizzas a la piedra de un local algo caro que hay en la ciudad.
Decidí mejor ir al de comida china, que es la mitad más económico. Lamentablemente cerrado, exploro un poco... y no sé cómo llego al de las pizzas ja.
Está casi vacío.
Hay wi fi. Todo bien.
La mejor pizza de la ciudad llega rápido junto a la coca cola.
En efecto contando la propina, me salió casi 3 veces lo que hubiera pagado en el restorán chino,
pero incluso dos días después
aún recuerdo esa pizza...




3 comentarios:

  1. Yo también me hice adicto a comer una buena pizza y no era de mis cosas preferidas... A veces hay que darse los gustos aunque duela ja...

    ResponderEliminar
  2. y les di una oportunidad acà a los Pet, banda que nunca me gustò nada de nada, y esta canciòn no es mala eh! tiene "algo" ja... salu2...

    ResponderEliminar
  3. Hey master, hace poco supe aquí sobre Ugi's pizzas, las conoces? jeje

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!