viernes, 18 de marzo de 2016

Más diurno que nocturno

Sobre el concierto que presencié el viernes pasado, hace exactamente una semana aún no puedo escribir. La experiencia fue superior (no me gusta la palabra sublime). A veces de las cosas que menos uno habla son las que más le importan...

La semana comenzó intensa, ahora aparte de enseñar en dos instituciones me he incorporado a una tercera además de mis clases particulares así que ajustando horarios, madrugando y preparando clases me han hecho ir a la cama temprano y descuidar un poco este, mi querido blog.

Encuentro felicidad, sin embargo en lo que hago día a día, reafirmo mi trabajo, especialmente viendo adultos aprendiendo motivados, parándome frente a grupos numerosos y sintiéndome tan cómodo y sereno, quizá por eso la hora pasa volando, dicen que los días rápido se van cuando estás en lo que te gusta, en tu centro, en tu fuente.


3 comentarios:

  1. que bueno que estes ocupado por estar bien económicamente pero mas todavía porque estás haciendo lo que te gusta.... suerte!!!

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!