viernes, 5 de mayo de 2017

Historias de supermercado (O VIVE Y DEJA... ¿Vivir?)

Ir a un supermercado en mi ciudad puede ser interesante!
Por ejemplo he notado que en el queda a 1 cuadra de mi casa y al que tiendo a ir casi a diario por comodidad y precios, presenta un espectáculo similar siempre inevitablemente, incluso tal vez en cada caja en la que me toque ir: alguien deja un carro abandonado entre cajas LLENO de mercadería, sobretodo artículos caros y correctamente exhibidos, por ejemplo cadenas de más de 16 yoghúres colgando de los bordes del carrito de compras.



Esos carros llenos abandonados ocultan secretos, estoy seguro.
Como lo que cantaban las sirenas que atraen a la penuria a tantos marineros...





Una vez escuché o leí (da igual) que hay gente que gusta aparentar algo entonces se aseguran de ir en las horas en que desea ser vista y llena carros con costosos elementos para que se piense que está en buen pasar económico...
Pero igual este fenómeno puede explicarse de muchas otras maneras también, hoy fantaseaba sobre ellas mientras esperaba en una larga fila de la cola "pago en efectivo" ¿por qué hay gente que paga con tarjeta compras de un sólo item? retrasa todo el sistema!
Y se me venían idas como que:
-Qué tal si ese carro lo abandonó alguien que acaba de recibir una llamada de un pariente en problemas: no hay tiempo que perder en hacer una fila de 20 minutos, se abandona las compras hoy y se prioriza...
-O si alguien feliz y confiad@ llegando a la zona de cajas se da cuenta que no tiene lo que necesita para pagar todo y desea ahorrarse la vergüenza de ser visto por tantos en una escena en un súper de una ciudad pequeña decide abortar la misión de su compra...
-O por ahí alguien se da cuenta que teniendo sólo tarjetas de crédito (o débito) se metió por error a la fila de "sólo pago en efectivo"... todos tenemos días así...
-O alguien simplemente está enojado con el supermercado y desea aplacar su ira dándole trabajo inútil y tedioso a anónimos empleados malpagados del lugar en cuestión...
-O alguien medicad@ sufre cierta paranoia en medio de la fila y decide abandonar para irse a casa sin nada, puede ser, no?
-O alguien se acaba de dar cuenta que teniendo 24 años se ha metido a la fila de "tercera edad, embarazadas o personas con necesidades especiales?"


No sé, sólo pienso que "todo es relativo" como dijo el loco Einstein hace no poco tiempo, a veces lo que nos da rabia o nos molesta puede ser la solución a cierto problema que otr@ encontró...

Para pensar...



2 comentarios:

  1. mi experiencia: he abandonado 2 o 3 veces el carro (que por ahi me costó una hora llenar) porque me di cuenta que iba a estar otra hora en la fila y dos horas de mi vida eran demasiado para comprar algunas porquerias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También lo hecho pero porque justo se cortó la luz y las cajeras sin sistema no podían hacer nada. Já. Un abrazo.

      Eliminar

Gracias por leer y comentar!