jueves, 7 de febrero de 2019

Me han regalado un reloj


Es hermosísimo.

Yo jamás vitrineo relojes así que ignoro su procedencia, pero sospecho no fue barato.

Me lo han obsequiado.
Es intrigante porque tiene muchas funciones, galimatías e intrincadas maquinitas que indican ya las fases de la luna, ya la posición de los astros en el espacio, el clima y hasta los eclipses lunares y solares(!); con exactitud de unos decimales que en mi vida había visto.

Puedes dejarlo caer al suelo por accidente y no se rompe, es más, alcanza profundidades abismales y no sufre daño. En estos momentos podría estar en alguna bóveda inundada y sumergida del hundido Titanic y seguiría marcando las tanta y tantas.

Me han regalado un reloj- Yo no sé de relojes, soy inocente, más se espera de mí un esmero capricorniano que ni un nacido a fines de Enero soporta: Pasa que perdí mi reloj. 

Ahora se arrojan las piedras.

Y yo sólo espero que quien lo haya encontrado goce tanto como yo cuando amarrado a mi mano izquierda me indicaba que era la hora de recordar que no pocas personas siempre están por ahí regalándonos lo que necesitamos en determinados momentos. 

Yo quería a mi reloj, fuimos a pasear a la costanera en verano, descansamos en la arena y hasta nos atrevimos en el surf. 

Ya no tengo el reloj que una vez me regalaron.







8 comentarios:

  1. https://www.lainsignia.org/2001/enero/cul_030.htm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto! ahí la inspiración para mi relato.

      Eliminar
    2. Ja!, cómo no acordarnos de don Julio. Fue lo primero que pensé. Creo que hoy se aplica más a un celular.

      Ah, y conozco un chiste que puede rimar con tu entrada, pero es muy subido de tono, por eso le aplicaré censura:
      "¡mamá mamá! a la salida de la escuela había un señor que me dijo que si le... me regalaba... ESTE reloj"

      Abrazo!

      Eliminar
  2. Una pena su pérdida.
    No llevo reloj desde hace algunos años, si he de estar en algún sitio a determinada hora, pongo alarma y me aseguro de ser puntual, del resto me olvido.

    Ahora las funciones de relojes, celulares y demás aparatos son impresionantes, en mi cel tengo una app que me recuerda comer :)

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recomiéndame esa app, me suena interesante!

      Eliminar
  3. Este fue un relato con inspiración de Cortázar "Instrucciones para dar cuerda a un reloj" o algo así se llamaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julio, siempre Julio... aún en Febrero ja...

      saludos (nunca pude usar relojes)...

      Eliminar
  4. Recordé ese relato de Cortazar, también el prologo a ese relato.

    Saludos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por leer y comentar!