viernes, 2 de septiembre de 2016

Atrapando pokemones

Con no poco éxito se ha lanzado a nivel mundial una aplicación que es más bien un juego para teléfonos móviles llamada Pokémon Go. Está basada en la serie de dibujos animados Pokémon que irrumpieron en el mercado la verdad no recuerdo bien cuándo (fines de los 90’s? inicios del 2000?) pero sí sé que no eran de mi generación, es decir de pequeño no existían, yo miraba cosas como los Transformers, Pitufos, GI Joe y otros que no recuerdo.

Aún así cuando trabajaba en una escuela y hacía clases a niños pequeños hace unos 10 años recuerdo ver a los alumnos juntando láminas, pósters o tazos de los famosos pokemones, así que algo sé al respecto.

Decidí  descargárme la aplicación para probarla, más que mal, parece que a nadie le ha sido indiferente, ya sea porque a muchos (adultos inclusive!) parece gustarles y a otros les ha despertado unos interesantes sentimientos de rechazo y condena como si se tratara de algo muy maléfico, algo de eso he visto en redes sociales "gente estúpida, gente zombie, los hemos perdido, todo el día con esa tontera de los pokemones"...) No sé, a veces me parece que mucha crítica a algo que no usamos o no conocemos refleja más bien más algo sobre nosotros mismos… la vida es un espejo, andamos prestando atención a lo que nos gusta o no. A mi gusto la cosa debe ser vive y deja vivir. Si no le gusta o no entiende tal forma de entretención deje a los que sí les gusta disfrutarla. 

La cosa es que descargué el juego. Es simple, eres un personaje que camina por tu ciudad (el GPS trabaja con mapas de internet así que localizan exactamente en qué calle estás). A medida que caminas, avanzas en el mapa virtual y de repente encuentras uno de esos bichos llamados pokemones. Ahí debes atraparlo (gana el que más captura). Cuando los encuentras los "adquieres" con una bola (pokebola) que debes arrojarles y que no es infalible, a veces el sistema te dice que erraste y debes gastar otra pokebola. Estas no son infinitas, cuando se te acaban debes encontrar más y generalmente en lugares emblemáticos de tu ciudad como monumentos, iglesias o similares. El sistema como está conectado a Google maps sabe dónde hay ríos, largos o monumentos y ahí establece las llamadas “pokeparadas” que es donde hayas las pokebolas u otros elementos importantes.

A veces encuentras huevos donde te saldrán pokemones especiales, pero para que eclosionen debes caminar una cierta cantidad de kilómetros (2, 5 y hasta 10!) así que es bueno para hacer ejercicio.
A medida que capturas varios pokemones, vas subiendo de nivel y ganas cosas. Cuando ya has alcanzado cierto nivel puedes pasar a ciertos lugares llamados “gimnasios” donde podrás combatir para entrenar y ganar experiencia o bien, derrotar a otras personas que han dejado sus pokemones ahí.


En fin, hay mucho aún que me falta por aprender o descubrir pero hasta ahora ha sido divertido, además a veces me toca hacer clases a niños o jóvenes que están súper entusiasmados con este juego (furor similar al que causó Minecraft hace poco) así que tenemos tema de conversación y bueno, ganarme a los alumnos siempre asegura una mejor clase, donde aprenden más y mejor.


3 comentarios:

  1. Es curioso que medios de comunicación que parecen promover la locura por los celulares, seguramente usan mucho, parezcan desaprobar este juego. Que a la vez difunden.
    Creo que es el resultado de una mente creativa. Salvo por el riesgo de olvidarse del entorno, que a veces puede ser peligroso, es algo innovador. Y diferente de otros juegos, el entorno importa.
    Aunque me parece exagerado buscar Pokemon en un recital. Yo no lo haría en un recital de No lo soporto.
    Bien planteado.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por andar aquí master, un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Creo que lo más interesante de ese juego es que rompe con el límite que nos imponía un viedeojuego (una pantalla o tu habitación) y te lleva a hacer ejercicio.
    Claro que tiene sus contraindicaciones, pero eso dependerá del usuario. Lo mismo que cualquiera que conduce un auto sabe que debe ir con precaución.

    Es más interesante empezar a pensar cuál será el futuro de los juegos como estos, cuál será el próximo paso...

    Abrazo!

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!