jueves, 1 de septiembre de 2016

La Garzona

La vi por primera vez hoy.
Con una sonrisa natural, cómplice y arreglando su cabello pasó con los jarros en la mano.

La próxima vez yo también sonreí y en un rato nos quedamos solos en el local. Hablamos de un gato que andaba por la cocina.

Luego la vi leyendo el diario y se pasó unas veces más frente a mí.
No puedo evitar volver a verla pronto...


1 comentario:

Gracias por leer y comentar!