miércoles, 27 de septiembre de 2017

Mis máximas energías se van para otro lado ahora...

Vivo solo.
Hace ya unos 7 años. 
Cuando la gente casada o que vive con familia, e inclusive con "roomates" o compañeros de alquiler, al menos llegan a la presencia de otro ser humano que está ahí contigo.

Si vives solo llegas a la casa oscura y helada y la reanimas según te sientas en ese momento. Por eso es que no es prioridad para mí hoy hacer la cama, 

sí escribir.
Hoy sí que se me hace difícil escribir.

Amig@s de este blog, agredezco la Presencia que he notado de todos quienes me honran con leerme y acompañarme en los comentarios o este lindo viaje "Bloguístico". Sepan que cuando la oscura noche llegue a mi vida, seguramente lo comunicaré, 
De ahí no sé ni puedo predecir qué pasará con mi querido blog por un tiempo.




3 comentarios:

  1. tu tiempo es tuyo. Es oro. sabé que pensamos en vos, a ramalazos, como si fueras alguien casi cercano.

    ResponderEliminar
  2. Se entiende que tu mente, tus emociones estén para otro lado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!