miércoles, 11 de enero de 2017

Perdonar en el amor es perdonarse a sí mismo y perdonarse a uno es sanar

Cada fin de una relación trae consigo una despedida diferente.
Tal como diferentes son los días, 
ninguno termina igual que otro, cierto?

Y así es la vida misma, nada es estable, nos lo enseñan las olas cuando tras elevarse se desploman en el mar, de golpe, sin meditación, sin cálculo, sólo ocurren y es perfecto.

Pero existen también los "finales de relación" a la buena.

Cuando los finales no se resisten, 

todo es perfecto.




6 comentarios:

  1. todo es perfecto?
    nada es perfecto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí siempre todo es perfecto, es como debía ser, no me considero más sabio que la vida ni pretendo saber mejor por qué pasan o no pasan las cosas.

      Eliminar
  2. aca estan esos que dicen "si pasa conviene". Refuto con empiria: si te viola tu padre ¿conviene?
    Filosofías...la tuya, la mia,todas contingentes, manotazos de ahogado en el sinsentido al que, de todas formas, le buscamos sentido- A la vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es relativo lo dijo Einstein, que no era precisamente filósofo... Lo que para algunos es conveniente, para otros no. Y mejor andar por la vida buscandole el sentido y el lado bueno que quejándose y contaminando mierdilla ;)

      Eliminar
  3. De acuerdo en que cada final es el que corresponde... Pero de ahí a la perfección ha un paso largo creo 😏

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La perfección está en la lluvia, en la tormenta, en un vaso roto, en una nota desafinada, uno elige si juzgar o aceptar, un abrazo master.

      Eliminar

Gracias por leer y comentar!