domingo, 15 de enero de 2017

Post doble: La Fiesta de la cerveza y Michelle Obama

No he publicado en algunos días pero aquí vuelvo con algunas novedades aleatorias.

Por estos días se desarrolla en la ciudad una fiesta de la cerveza. Invitaron productores desde Puerto Montt al sur. En general esa área (de la Región de los lagos) recibió muchos inmigrantes alemanes así que la cerveza de ahí tiene buena reputación y mejor si es artesanal (mi favorita).

Quedé con M., J. y su novia para encontrarnos el viernes. Al llegar al recinto (dentro del Club Hípico de la ciudad) sonaba Red Hot Chilli Peppers en vivo, una banda tributo, buenísimos.

Los tres domos y el escenario dominando la escena, una fotito antes de ingresar:



No defraudó, probé unas exquisitas Indian Pale Ale, Porters, Stouts y Lagers. Los experimentos con frutos o miel no me atraen mucho.
Había además puestos de choripanes, anticuchos, empanadas y hasta cordero al palo! hambre no se pasa.

Todo bien, aunque tras algunos vasos, M. me contaba que le habían subido el sueldo, después de  contarme la noticia se puso a bailar de alegría con tal mala suerte que botó su vaso de cerveza negra y manchó de la rodilla hacia abajo de mi pantalón, que es color arena clara :(

J. me decía es que a ti no más se te ocurre venir con pantalones de golf a esto, ja ja.
No importa, todo bien. Tras unas horas se fue secando y haciéndose menos visible. M. deshaciéndose en diculpas por lo demás, me pagó algunas cervecitas como acto de desagravio.

Era las 0 hrs. cuando me recuerdo yendo al baño por última vez (estas artesanales tienden a ser fuertecitas) y alguien en la penumbra me dice "Hola profe!", respondo el saludo pero no tengo idea quién sería. Ojalá no haya notado la mancha de cerveza en mi pantalón, nadie pensará que al profe "le derramaron cerveza" já.

De ahí nos fuimos los  4 y caminamos a un restorán cercano, aún con sed. Es un lugar fino, venden platos caros y no cualquiera paga lo que ahí cobran, de todas maneras el plan no era entrar, nos quedamos afuera, en un espacio para fumar que es techado y cuenta con un fogón a gas para que no se pase frío. M. entró a comprar cervezas para que las tomemos afuera y para sorpresa, se las vendieron. Ahí estuvimos otro buen rato charlando y partimos al destino final: una estación de bencina para comprar unos hot dogs.
Tengo imágenes de que llegué a casa a jugar un poco al compu pero no recuerdo acostarme...

-------

A mi gata Canela y a mí nos encanta dormir. Y sin embargo los dos nos molestamos cuando uno u el otro está durmiendo. A veces ella está plácidamente soñando y yo me acerco a hacerle cariño y regalonearla. No es de morder ni arañar pero tengo la impresión de que no siempre le gustan aquellas interrupciones. 
A la vez, cuando a veces me quedo durmiendo más de lo que debería, soy despertado por la gata caminando o corriendo sobre mí y ronroneando. Unas veces es con motivo: para que le dé comida, le haga cariño, porque estoy atrasado, etc. pero otras veces es sólo porque supongo está equilibrando los balances kármicos de cuando yo la despierto, já.


Por cierto, anoche soñé que tenía un affair con la esposa del presi de Estados Unidos.
Sólo recuerdo fragmentos. 

Nos veíamos cuando se podía. Yo le decía que me asombraba la discresión de los gorilas del servicio secreto que obviamente la escoltaban a todos lados pero no la delataban.
Tampoco recuerdo en qué idioma hablábamos pero se sentía cercana.

Me invitaba a un fin de semana en Beirut(!) me decía que es un lugar seguro porque no hay prensa de su país así que era seguro y que tenía contactos que nos llevarían a algún pub donde nadie la conocía -ni a mí :)
Y en efecto me encontraba con ella en ese pub, sin embargo tenía una sensación de que esto no daría para mucho más. Yo le preguntaba, imagina lo que pasaría en el mundo si mañana saliera en los diarios que la Primera Dama de los Estados Unidos fue fotografiada con su amante en un pubcito de Beirut! Reíamos.

Ahora es otro día, me encuentro en Santiago de Chile. Necesito llegar rápido a la embajada de EE.UU. para encontrarme con ella, no tendrá mucho tiempo libre por eso debo apurarme. Paro un taxi, el viejito por suerte maneja rápido. Sin embargo tenemos una disputa menor por el cobro. Me bajo algo enojado.

Entrando a la embajada es diferente a la realidad (he estado en la de Santiago, cuando saqué mi visa para viajar años atrás) pero en mi sueño había una entrada diferente. En fin, en la puerta me encontraba con una ex profesora de filosofía, hacía como que no la veía y aparentemente ella tampoco a mí. No quería perder tiempo explicando qué hacía ahí, porque además no podía contarle.

Es hasta ahí donde recuerdo. 

Luego sentí a la gata Canela caminando sobre mí, había que levantarse.





2 comentarios:

  1. Me gustó lo del post doble, cada uno con su respectivo color. Estoy pensando en que se podrían intercalar.
    Ahora que recuerdo, JLO en algún momento me ha pasado una foto de un gato igual a Trump.
    Interesante e inquietante sueño

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Buen gesto lo de pagar unas cervezas, para compensar la derramada sobre la ropa. Parece que la pasaste bien.

    No es un sueño usual. Lo usual es soñar con conductoras de TV, modelos, etc. Pero parece que también la pasaste bien en tu sueño.

    Canela es todo un personaje.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!