viernes, 2 de junio de 2017

20 Go to 10 ¿Nerviosamente?

¿Alguna vez te ha pasado que te duermes profundo y cuando despiertas no estás seguro de si debes irte a trabajar, o estás atrasado o tienes toda una mañana para descansar porque es -supongamos- domingo?

Me pasó hoy.

Y más encima venía saliendo de una pesadilla tras una siesta irresistible en la tarde.

Igual cuando por fin logré darme cuenta que eran las 16:45 en la tarde de un jueves y que mi próxima clase iniciaba recién a las 19:20 me relajé, la gatita Canela seguía dentro de las frazadas (en estos meses fríos se mete dentro de la cama).


Me vuelvo a dormir. 
Y de nuevo despierto como en un loco bucle que parece ya viví antes...



2 comentarios:

  1. Tal vez me haya pasado alguna vez. Es bueno saber que se puede dormir un poco más.
    Bien por la mención a la gatita Canela.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Una de mis gatas también se pone dentro... Y si me muevo me rasguña... Insufrible...

    Lo bueno es hacer la siesta!

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!