jueves, 15 de junio de 2017

Crónicas de trabajar en la cárcel Parte II

Inevitablemente supongo llega la hora de "googlear" los nombres de los alumnos de la cárcel y ver por qué están ahí.

Y tengo de todo el espectro más obscuro de la vida.

Conocí un ex rector de universidad privada que fue clausurada por robar a alumnos y funcionarios (yo incluido) en mi ciudad pero él sigue libre por la vida. Algunos políticos también que han quebrantado la ley están libres.

La "libertad" es parece entonces tesoro sólo de los ricos? (que pueden pagar un buen abogado)
O bien, la vida es más sabia que las leyes y pone tras barrotes a los verdaderos "malos"?

Sigo pensando que estoy en este trabajo para ver qué tan buen profe de inglés soy... ¿o me distraeré juzgándo la vida de los demás?


2 comentarios:

  1. no guglee... vealos como son con ud, a despecho de lo que hicieron, haga alianza con lo que pueden ahi y ahora. Tal vez son tremendamente despreciables, y al saberlo, mermará sus ganas de alentarlos a que aprendan o sus ganas de estar ahi. Hay personas con las que jamás me sentaría a tomar un café y supongo que tambien hay personas a las que no me gustaría enseñarles. Por eso mejor no guglear y conectarse con el aqui y ahora y ya está

    ResponderEliminar
  2. Sí, estoy de acuerdo contigo y de hecho sí quise que mis primeras impresiones fueran sin saber mucho. Sin embargo desde un punto de vista práctico y en cuanto a consideraciones para el material que deberé preparar es importante saber sobre sus condenas. Por ejemplo puedo obviarme oraciones del tipo I visited my father (visité a mi padre) cuando en ese curso hay uno que violó a su hijo de 6 años.
    O tal vez no incluir derechamente ciertos verbos "sensibles" para algunos casos. Otro punto importante es que ellos observan mucho y no toman bien a quienes andan muy amigables con los presos por abuso, no pongo las reglas yo pero quiero seguirlas (y cuidarme já)

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!