viernes, 30 de junio de 2017

Ser barro

A las mujeres sólo hay que escucharlas cuando te cuentan un problema, no darles consejos o tratar de solucionarles la vida, no están buscando que tú les digas cómo hacer algo que ellas mismas tienen claro ya, sólo quieren compartir el cómo se sienten, que estés ahí, apoyando, sin dirigirla, sólo estar presente...

Algo como eso es lo que recuerdo leí en "Los Hombres son de Marte, las Mujeres, de Venus."

Sin embargo me parece que contiene un error: yo diría que eso no es exclusivo sólo de mujeres.

A mí tampoco me gustan los consejos no solicitados. 
Es más,
detesto aquello.

Como cuando me encontraba el fin de semana con dos buenas amistades y tras contarles las últimas novedades con mi madre comenzaron la letanía de "ojo con la alimentación de ella", "que coma esto", "que evite lo otro", "que los alimentos alcalinos", "que debes llamarla, que etc y etc" 


y que ya basta!!!!


Me cago en todos los consejos!



 cuando los quiero los pido, 
pero a veces,

a veces,

lo único que uno pedía era alguien que te preste un oído, que escuche desahogarte y no esté tratando de arreglarte la puta vida, menos la de tu mamá.

Eso sí se agradece,

la presencia sin influencia.





3 comentarios:

  1. Suelo desconfiar de las frases con pretensión de revelación.
    Me parece que lo que planteas tiene más sentido.
    Puede ser molesto lo de aconsejar cuando no se pide ese consejo. A veces se quiere que ser escuchado.
    Bien planteado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasar,
      lo peor es cuando te va mal y dices "por qué no habré seguido tal consejo..." jujajajjaa

      Eliminar
  2. Iba a darte un consejo...
    mejor me lo guardo, ja!

    Abrazo!!

    PD: no conocía la canción que pusiste, siempre que se habla de barro lo fácil (aunque también acertado) es "Barro tal vez" de Spinetta.

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!