jueves, 10 de septiembre de 2015

Chats

Debe haber sido el año 1996 por ahí que descubrí por primera vez una sala de chat en los albores de Internet.
Fascinante, poder conversar con personas de otras ciudades, otros países y hasta otras culturas.
Recuerdo chats operados por comandos en entornos de terminales universitarias monocromáticas (sistema operativo DOS) que aún así parecían transmitir el calor de quien estaba tipeando atrás.
Tantas bonitas experiencias, amistades, amores, desamores.
Esos años universitarios me vieron por un tiempo incluso casi adicto al chat. Tenía ya amistades y varias comunidades o canales de hobbies e intereses, algunos incluso de los cuales fui moderador.
Luego mi interés decreció, sobretodo al encontrar novia por ese medio e iniciar la relación más larga que he tenido en mi vida justamente con ella.
Muchas historias, pero rescato que siempre fue algo positivo.
Incluso hoy en día de vez en cuando a alguna sala de chat moderna para conversar a veces sábados por la noche, encontrando otras almas también disfrutando la noche en sus casas.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por leer y comentar!