martes, 22 de septiembre de 2015

La volada de Cristobal Colón

Hoy en día en Hispano-américa, o Latino américa o América latina o Sudamérica, o América del sur o lo que sea que apunte en la longitud 60 más o menos -se entiendo de lo que hablo- son muchas las voces que se pronuncian en contra de un "colonialismo de genocidio que provino desde España entre otros lugares." y explican que tras casi 500 años aún seguimos siendo colonia o esclavos que alimentan a nuestros antiguos dueños (las compañías españolas que controlan recursos vitales en Chile por ejemplo).

Sin embargo existe un cambio de paradigma posible.

Pensaba por ejemplo en los tiempos de Colón. Sin importar en qué año llegó.

Lo que hizo ese tipo fue interesante: por ese tiempo los marineros dignos de ya sea las armadas o aventuras personales andaban sólo de cercas conocidas, no se "aventuraban" a sectores nuevos porque -supongo- hubiera sido considerado "novato" o estúpido o noob claro. (dat)
Pero este tal Colón tuvo huevos. Creyó en su idea, igual se dedicó a observar la tierra y el movimiento de los barcos acercándose en el horizonte.

A pesar de que imagino algunos de sus cercanos le habrán dicho que desistiera de esa idea se la jugó y apuntó alto sabiendo que podía justificar su intuición.
Saltémonos la historia.

Ese tipo se la jugó, creyó en eso que dicen los cubanos de que el quiera pescado que se moje el culo (escuchado en un lujoso casino de Las  Vegas de parte de un inmigrante cubano exitoso contándoselo a un inmigrante europeo en EE.U.. que el año pasado me lo contó a mí.)

Colón entendió que tenía dos opciones: creen en lo que su corazón le dictaba o lo que los demás le dijeran.
No tenemos cómo averiguar qué le motivó más pero hizo algo que hubiera sido descabellado en la época, navegar hacia la nada con la esperanza de o encontrar algo o al menos morir indicando que hasta allí no hay más que océano. Igual iba a aportar esa info a los oceanógrafos o como sea que se le llamaran a los que esos mapas les interesaba en la época...

Y no murió en seguir su curiosidad (o corazón?) y llegó a América y hasta los días de hoy en menor o mayor medida es recordado.
Lo que me gusta de esta historia no es el cómo poder llegar a trascender en la historia (porque quienes deban hacerlo lo harán igual: pienso en Gabriela Mistral, en la primera enfermera, en la Marie Curie, en la primera mujer que llevó a otras a ganar la posibilidad de votar o de tener derechos un poco más dignos en relación a los hombres en los trabajos -mucha tarea pendiente ahí aún dicho sea de paso, como si acaso hombres fueran automáticamente(!) mejores que las mujeres(!!!). Sólo somos dos caras de una misma moneda llamada vida o existencia, o como quieran.

Colón no quería anexar tierras como primera motivación (creo que los reyes sí querían anexar tierras y Colón sólo vendió su idea a quien la financiara, pero el fin justifica los medios...) quien podría juzgarlo por eso? acaso no actuamos a diario movidos también por propias convicciones y/o sueños?)

Creo  que ni en sus peores pesadillas Colón podría haber soñado lo que le esperaba a pueblos que aquí en América existían (y que él tampoco tenía por qué adivinar! no seamos más papistas que el Papá...), estoy muy seguro que es raro o improbable que un tipo se despertara un día pensando "dónde podría encontrar gente a la que someter, invadir y matar?... aunque pensándolo bien creo que se me vienen algunos ejemplos de aquello a la mente.... :(

Pero mi punto es que digan lo que digan creo que Colón tuvo como primera motivación la exploración, él sabía que se la podía jugar hasta donde otros no se la han jugado, así que ¿por qué no hacerlo?

---------------
Comentario 1: Este post no ha sido editado o revisado. Lo estoy mandando tal como lo escribí, para bien o para mal. Agradezco la paciencia con posibles fallas de redacción u ortografía.
Comentario 2: Este post ha finalizado muy tarde ya entrada la noche.







No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por leer y comentar!