viernes, 8 de abril de 2016

Los Pitufos en mi infancia

De pequeño no era consumidor de los cómics de los tanta gente a mi alrededor hoy parece conocer y gustar, léase Marvel, DC, no sé todas esas cosas.
En casa no sobraba la plata pero mi madre siempre procuró que tenga yo revistas a mano para leer y estas solían ser Pato Donald, Condoritos o Los Pitufos. 
Los Pitufos me gustaban porque en ese tiempo en que los descubrí (año '84) traían en las páginas centrales sendos artículos sobre naturaleza o temas de interés. No recuerdo mucho pero sí las tardes de sol en mi pieza leyendo junto a mi mamá.
Los Pitufos tenían algo que me entretenían: no se centraban sólo en un "héroe" o villano sino que era un número dedicado a alguna situación donde uno o más pitufos distintos destacaban o a veces era sólo trabajo en equipo y cooperación. 
Los Pitufines enseñaban, estaba el viejo sabio y mentor, la bella que todos querían pero nadie tenía, el mago de oscuras artes que trataba de capturarlos con su fiel gato pero no lo conseguía. Enseñaban tolerancia y respeto a la diversidad: no se condenaba al gruñón y el músico convivía en perfecta armonía con el filósofo o el vanidoso, nadie era discriminado y juntos sumaban.

No sé si tenía un pitufo favorito porque todos en diferentes episodios me hacían reír a su manera. Sí recuerdo que a veces algunas ediciones traían la burbuja de diálogo vacía, nunca supe si era un error o era sólo un pitufo que no decía nada importante já.
Me gustaba además porque no eran como otras revistas donde los personajes se comportaban ejemplarmente, estos se peleaban de repente y hasta se insultaban -a su manera- con esa inolvidable puteada en lenguaje pitufo "pitufoso". "Eres un pitufoso!"  se decían con ira...

Mientras buscaba fotos para adornar el post encontré por ahí alguien con teorías complotistas que lee mensajes subliminales sobre fascismo en la serie, já:


(me acuerdo de ese número, había elecciones pitufas)

Y luego un rey pitufo que sabía ganarse a la gente...




MI NUMERO FAVORITO



Lo recuerdo bastante bien a pesar de que han pasado casi 30 años...
Se llamaba algo así como Guerra del Norte contra el Sur, que mostraba claramente, hasta para un ñino de 7 años como yo lo absurdo de la guerra si somos todos iguales en el fondo.
En esta los pitufos del norte se pelean con los del sur y hasta adoptan diferentes formas de hablar, no recuerdo detalles ni tampoco quise "hacer trampa" googléandolo ahora (eso lo haré tras publicar mi post já) pero me parecía interesante que en un lado decían por ejemplo el "río pitufo" pero en el otro lado de la frontera había que decir "pitufo río" y se peleaban en serio con violencia física incluída.
Había abundantes escenas que me divertían mucho, como por ejemplo la del pitufo al que le cortan su casa con una frontera y si está en un lado de su living se encuentra hablando de una forma pero cruzando la línea pintada en el suelo, de otra. En esos tiempos turbulentos parece que ni al papá pitufo escuchan y no recuerdo mucho más pero sé que ese fue un número que releí muchas veces y ahí aprendí que guisantes significaba lo que en Chile llamamos arvejas já. 
Como se ve, desde chico me gustaba el lenguaje y prestar atención a lo que comunicaba, pero la lección más importante que de esa edición aprendí fue de lo absurdo de la guerra y de pelearse con otros sólo por pensar diferente.


EL MALO
Obviamente los pitufillos tenían su "bestia negra", el hechicero Gargamel y su gato cool, Azrael se llamaba? A pesar de ser el brujo el "malo", tenía algo que lo hacía interesante: conocía las artes oscuras, era el como el yang si es que papá pitufo  y sus coterraneos fueran el yin. El brujo equilibraba las cosas, estaba en la serie por una razón, les enseñaba muchas veces que el trabajo en equipo salva vidas, les enseñaba a unirse y a la vez demostraba que la vida no es fácil ni es un mar de tranquilidad, que hay inesperados peligros acechando pero siempre estarán ahí.
El hechicero ese era como la noche al día. Y el gato, bueno ni al propio brujo obedecía necesariamente el gato, como todo gato.

Bueno, suficiente nostalgia, apuesto que los Pitufos están en pdf! y desde la existencia de la Internet que no me había acordado de buscar los ejemplares así que me pondré manos a la obra que será delicioso releer algo que leí por última vez entre 1984 y 1987...


3 comentarios:

  1. nunca me gustaron los dibujos animados, menos leí los comics pero creo que es solo por una cuestión de edad... ya me agarraron grande ja.... tanta diferencia de edad nos llevamos? no recordaba eso.... en fin, la mejor igual es Pitufina solo por ser mujer ja.... abrazo....

    ResponderEliminar
  2. Estuvo en la infancia del algunos y en la adolescencia de otros.
    Yo conozco la serie animada. Es interesante el capítulo en que un pitufo se proclama rey. Y tiene la astucia de nombrar algunos potenciales rebeldes para que lo ayuden.
    Y recuerdo que la frase de desaprobación más fuerte era Se están comportando como humanos.
    A veces aparecían villanos más peligrosos que Gargamel.

    También vi la película, en que Sofía Vergara tiene un papel secundario.
    Buena entrada.

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!