miércoles, 21 de diciembre de 2016

Viajar y al volver darte cuenta que nunca te fuiste...

Qué curioso fue,
el día en que al fin te mostraste desnuda para mí,
en que vi tus pezones apuntándome,
con el demonio hablando a mi lado,

Cuando pude besar tu suave piel...

No sabías que la noche anterior,
digamos la mañana anterior,
cuando por fin pude conciliar el sueño sin siquiera adivinar lo que la fortuna me deparaba al día siguiente,

tuve pesadillas horribles.

Nada nuevo, 5 de cada 7 días hago pesadillas y más de una por vez,

Sin embargo tú no fuiste una pesadilla,

y de verdad: la realidad es siempre mejor que los sueños (o las pesadillas...)



5 comentarios:

  1. la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, cantaba Blades.
    Algunas buenas, otras son una mierda.
    Pezones parados, y el demonio como consejero.. lindo.

    ResponderEliminar
  2. no hay nada como los pezones de una mujer o su equivalente masculino (no pezones) para ahuyentar los sueños crueles.

    ResponderEliminar
  3. Sexo, pesadillas... Un cóctel raro pero interesante... 😈 🍸...

    Cuando me acuesto muy cansado siempre tengo pesadillas, odio eso.... Y me hacen despertar eh!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribe sobre las pesadillas! je

      Eliminar

Gracias por leer y comentar!