martes, 10 de noviembre de 2015

Estás punto de graduarte (o una idea que me picó el cuerpo escribir sí o sí esta noche)

Cuando pienses que la vida va difícil recuerda este ejercicio:

Imagina que la vida te ofrece magísters (el magister del pobre jeje ;) me refiero no a los magísters de universidades o instituciones sino que a magísters del corazón, de la experiencia de los sacrificios que estás haciendo:

la similitud es que para aprobar un examen académico debes pasar una prueba difícil medida por expertos que te "califican".  Igual pasa con las cuestiones del corazón: lo que uno cree es más difícil es en el fondo el examen que te dice que estás por graduarte de este tipo de experiencias (hopefully) con suerte no volverás a repetir este error que hace más lento tu acercamiento a lo que realmente la vida te depara (y que sólo la vida te repara)....


...y esto me hizo recordar una pregunta que un alumno me hizo hoy en mi trabajo (soy maestro de inglés) ¿qué me recomienda para mi carrera profesional?
qué pregunta potente, no sólo porque no te la enseñan los libros sino que por que lo que diga yo puede tener un efecto en la concepción de la pedagogía en este ser humano.
Confieso que sentí como horas los segundos que estuve mirando arriba para pensar en una respuesta... pero llegó sola derepente:

Pásalo bien!
Eso es lo que importa, porque los alumnos notará cómo estás, si estás chato (aburrido), frustrado, alegre, motivado, interesado, etc.  Y en la batalla del lenguaje corporal versus el verbal (entendido por lo que se dice) gana el corporal por paliza.
Pero si uno la pasa bien disfrutará esas horas por las que cuesta "traer el pan a la casa".



Salúd por mi gata! (la vidi).



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por leer y comentar!