lunes, 8 de agosto de 2016

Aprendido

A veces con humana impotencia y carnal rabia innegable digo "¿cómo no están ahí cuando más se les necesita?"!! por la cresta!


---
Y luego me debo recordar a mí mismo, que ni siquiera yo estoy ahí para mí a veces, ¿cómo voy a esperar que otros hagan por mí lo que ni yo realizo?

---

Y pongo música y aprendo y la vida se va sintiendo mejor cuando uno decide corregir los errores que si bien dolieron, -así entre nos- ¡cuánto enseñan!


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por leer y comentar!