lunes, 29 de febrero de 2016

Cuento obscurum

En unos días pretendo enviar unos cuentos a un concurso cuya característica principal es que tu cuento no debe exceder 100 palabras. La temática es sobre cómo es vivir en esta ciudad. Se puede enviar hasta 5 cuentos, yo obviamente enviaré 5 já.
Ya tengo de hecho unas 4 ideas bosquejadas que debo trabajar.
Sin embargo lo que deseo escribir a continuación no es un cuento susceptible a ser enviado al jurado del concurso arriba descrito...


Creían los poetas que el amor era un sol, que lo idóneo era tener un amor al lado que te haga ver como si antes hubieras sido ciego que tú también puedes brillar en esta vida solo...






Pues bien, no siempre se escribe sobre el otro amor, el amor obscuro. De oscuras noches, cargadas de enigmáticos demonios que acompañan tu solitaria estancia nocturna, que revolotean, te murmuran, te intentan encandilar, olvidando que de noche
la luz no tiene la fuerza que de día.

Y aún, la belleza de una noche puede si no desmayas


puede hacerte
ver cómo brilla  (y cómo brilla!) el corazón sin que el reloj tenga aún el "am" ni por las ventanas se cuele esa odiosa luz con celeste fondo!




2 comentarios:

  1. De esos amores también oscuros tambíen se escribe. Y la noche también tiene su encanto.
    Suerte con los cuentos.

    ResponderEliminar
  2. Sos un poeta ja... Yo también estoy así, por lo menos en mi última entrada...

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!