viernes, 5 de febrero de 2016

Lo de vivir con una gatita

En estos días en que estoy más o menos de vacaciones -porque no trabajo en las mañanas pero sí en las tardes- mi gata me despierta.
A pesar de que deje mi despertador ella se adelanta, me pisotea en la cama y como yo me hago el dormido con su garrita corre la oscura tela de la manga de camisa que uso para cubrir mis ojos de la luz que a esa hora domina toda la habitación.
Tiro unos inútiles manoteos -porque se escapa y vuelve a los dos minutos- hasta que finalmente debo salir de la cama, por lo general ella tiene razón en la mejor hora para levantarme.
:(

1 comentario:

Gracias por leer y comentar!