lunes, 1 de febrero de 2016

Días asoleados, calurosos de tibias noches

Qué más podría decir al respecto: incluso en Patagonia este verano está siendo misericordioso brindándonos calurosos días donde no sólo no he tenido que encender el calentador sino que además ando ligero de ropas.
Recuerdo el 2012 cuando viajé a Argentina, crucé de Santiago a Mendoza, luego a Córdoba, Rosario y la Capital Buenos Aires, gran viaje en bus, lo recomiendo. 
Para un pinguino como yo, que vive en una ciudad que queda más cerca de la Antártida que de Santiago los sobre 30 grados en las ciudades trasandinas fueron una bendición y más aún lo bien que lo pasé allá. Las cervezas Andes en Mendoza, las Quilmes, y por supuesto un Fernet con hielo (sin coca cola imperialista en av. Corrientes).


2 comentarios:

  1. TENDRÍAS que hacer unas crónicas de tus viajes por argentina, creo que serían interesantes... aparte ahí te conocí! ja...

    y además tocaste la guitarra que lo hacés muy bien, en fin, cosas de la vida y los viajes...

    el calor es lo mejor que hay... te acompaño en esa ja...

    ResponderEliminar
  2. Podría ser lo que sugiere JLO. Que bueno que la pasaste bien.

    Buen tema.
    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!