viernes, 12 de febrero de 2016

Inspirado

Siempre perdía sus llaves,
Nunca encontraba sus llaves,
Solía perder sus llaves,
Olvidaba dónde buscar las llaves.


Retrocedía a casa a buscarlas,
en ese camino se repetía a sí mismo cómo no volvería a olvidarlas.

Y aún, seguía olvidando sus llaves. Ideó soluciones. Sin resultado positivo. Decidió un bolsillo prioritario para las llaves. Nada.

Siempre olvidaba sus llaves,
no sabía donde habían quedado, 
en algún lugar las había puesto pero ahora no era posible recordarlo.


¡Tanto perdía sus llaves!
Y aún, nunca puertas encontró cerradas.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por leer y comentar!