domingo, 19 de julio de 2015

Estamos vivos, eso no es poco.

Me gusta pensar que uno nace y muere cada nuevo día. 

Así como debe ser al fin y al cabo, no somos lo que fuimos ayer ni lo que seremos. Somos en el ahora.
A veces incluso, como decía Krishnamurti es necesario morir y nacer en cada hora, en cada minuto, en cada instante... después de todo ni siquiera soy el mismo ahora que el comenzó a escribir este post.

Es tentador y fácil en todo caso aferrarse a fantasmas o ilusiones del pasado, hay gente que lo hace por años. También lo he hecho, pero ahora no me sale, ahora dejo ir, los instantes, los momentos, las personas; después de todo la vida es ahora y la vida no espera, mañana seremos un poco más viejos y así gradualmente perdiéndonos las posibilidades presentes añorando idos tiempos mejores o esperanzas inciertas al futuro.

Me gusta la vida, como canta María Colores.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por leer y comentar!