miércoles, 15 de julio de 2015

La "pérdida de tiempo".

La gente suele hablar de perder el tiempo, como si incluso actos inútiles, desagradables o sin resultados positivos inmediatos (concretos) tuvieran una razón de ser; como si pudiéramos elegir perder o no el tiempo.
¿Qué tal si lo vemos como que hagamos lo que hagamos es lo que queríamos que pase cuando tuvimos que tomar la decisión? Puede uno aburrirse y decir no más, pero de ahí a calificarlo de pérdida de tiempo es muy relativo...
Y pensaba en esto a propósito de algo que me pasó hoy.
Es la fecha de vencimiento de mi crédito o préstamo bancario. Decidí pasado las 13 hrs. ir, consciente de que cierra a las 14.
Tomé el colectivo y ensimismado en mis pensamientos creo que llegué sin darme cuenta a la calle donde debía bajar. Caminando seguí en mis asuntos impermeable a la danza de vida a mi alrededor, o tal vez no tanto... el sol dando en la cara a un anciano que pliega una lona en la calle, la misma que le sirve de techo a su puesto de venta callejero, la hora de almuerzo -pensé... Comensales dentro de un restorancillo de humilde oferta culinaria, autos que parecen bostezar antes de llegar al semáforo... hasta que llego al banco y nunca había visto una fila tan extensa en ese al menos. Sólo dos cajas. Me puse al final, durante unos 4 minutos no hubo avance. Un señor hacía trámites seguramente para alguna empresa porque entregaba papeles, los recibía de vuelta, sacaba más. Sentí rabia contra él, haciéndonos "perder el tiempo", luego volví en razón. Pasó otra persona, estimé unos 3 minutos y la siguiente, iban más de 3 mins cuando conté visualmente y a la rápida al público antes que yo, más de 20. Al menos media hora de espera... miré a la puerta que me llamó y partí raudo hacia ella dispuesto a volver otro día y pagar los 200 ó 300 pesos de multa por atraso. Pensé en los $900 gastados en venir a sólo mirar gente en el banco y salir sin hacer mi trámite. En la puerta me topo con una señora, se la abro para que pase.
Salí. Rápido tomé el colectivo de vuelta con todo el sol dándome en la cara.
Ahorré más de media hora valiosa que necesito para terminar un cierto informe que deberé llevar al trabajo más tarde.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por leer y comentar!