lunes, 27 de julio de 2015

Para C.




Por si la letra se ve muy chica en la imagen, hacer click en ella para ampliarla.
Es  la carta natal para este momento (cortesía de www.astro.com)

El Sol ha entrado en Leo, signo de fuego, fijo, lento en decisiones pero efusivo en el cumplimiento de las mismas. Tod@s l@s leos que han estado por etapas algo tristes o muy emocionales (debido al planeta transitando por Cáncer anteriormente) podrán ahora sentir renovadas sus fuerzas, el sol les estará iluminando directamente, a aprovechar eso! Para los demás mortales que no somos signo Leo, esta influencia es también benéfica ya que se traduce en energía extra que nos llega, con muchos toques de altruismo y humanismo así como sentido de ser justos y misericordiosos (no sólo con los demás.)
La Luna se acerca a la mitad de su tránsito por Sagitario (cada tránsito lunar por las casas dura unos 3 días terrestres). Signo que también es de fuego, más fuego: ¡bienvenida la impulsividad! además Sagitario irradia ideales, ideas arriesgadas, atracción por lo distinto o foráneo. Buen tiempo para concebir ideas.
Mercurio entra a Leo y hace conjunción así con el Sol, lo cual no es menor: el encuentro de estos en la misma constelación significa fuerzas y potenciamiento de la influencia. Mercurio es el planeta que gobierna el intelecto, la mente, las comunicaciones. Leo es un signo de calidad fijo, eso significa algo lentos en toma de decisiones -pero definitivas- algo pausado para ver la vida.
El detalle es que también es el astro Rey, el que gobierna a los demás, eso podría hacernos pensar en interesantes debates donde se querrán imponer las ideas propias, apoyadas por otro impetuoso como es el Mercurio desde Sagitario. Como la Luna y Mercurio andan en signos de fuego, se produce una influencia benéfica. Seguridad para las decisiones, es tiempo de fortalecerlas.
Venus entra al pragmático y analítico Virgo. Este es el planeta de los asuntos amoroso y de la belleza/estética. No nos sorprendamos de encontrarnos más críticos con nosotros mismos, nuestra apariencia o nuestra pareja. No nos sorprendamos de encontrarnos con que el recato y la moderación parecen más sexy (que lo que el sensual y fogoso Leo que predeció el tránsito actual del planeta del amor nos dictaba.)
Pero Virgo también tiene un lado muy benéfico: dará una necesaria cuota de racionalidad  y prudencia a la fuerza impositiva que proviene de Mercurio (la mente, tenga o no razón) y la luna, aunque esta última no la contaremos porque pasará por varias constelaciones mientras Venus aún permanece en Virgo. Una Venus en Virgo también trae un sentido diferente a la sensualidad, calculando un poco mejor la administración de los encantos, buena en todo caso con las palabras y la persuasión, diría buen tiempo para los negocios también.
Marte entra a la recta final de su tránsito por Cáncer, donde el planeta de los conflictos y el cómo los enfrentamos, sigue en su tránsito por un potente signo cardinal de agua, el reservado Cáncer. Esto nos da un bajo perfil, quizá más sentimental en la resolución de conflictos, lo cual no es tampoco malo. Se viene el Marte en Leo sí, donde podremos presenciar fuegos artificiales.
Bueno, los demás planetas pasan por rutas aún más extensas al estar lejos del sol, ni hablar de plutón por ejemplo que pasa años en una constelación, así que junto a Neptuno y Saturno son influencias más a largo plazo.
Saturno, (por cierto por quien guardo especial afecto por ser mi planeta regente), pasa por el enigmático Escorpión, propiciando un ambiente quizá invernal y melancólico para los nativos de Escorpio, como si la oscuridad o una dosis de ella los acompañe aunque sea de día. Y para los regidos por Saturno, como yo por ejemplo (Capricornio) trae este signo (desde que entró en Escorpio el año 2012) un poco de agua y toques de conexión con la emocionalidad a la que no siempre el signo terreno está acostumbrado. (¡Se ha sentido bien!
Un Saturno en Escorpión nos da durante unos cuantos años suavidad en las desgracias, en los dolores, en los obstáculos, un  tránsito por Escorpio nos hace más intuitivos, más intensos por la vida, más apasionados, más jugados, más emocionales... a aprovechar estas cualidades que queda poco tiempo, ya que Saturno en diciembre de este año abandonará al escorpión para irse a Sagitario, donde también habrán interesantes potenciamientos! 
Recordemos que mientras más lejos están los planetas del sol, más lento es su tránsito alrededor y por consecuencia más a largo plazo los efectos en la vida, revelando incluso infuencias a nivel mundial más que personal.
A aprovechar este día de luna en sagitario para lanzar la flecha del signo de fuego donde el presente nos quiera llevar!




Steampunk Horoscope.

2 comentarios:

Gracias por leer y comentar!