martes, 2 de julio de 2019

Cerrando semestre

Periodo de emociones encontradas, por una parte no es poco estrés que sale a la luz por verse con el tiempo acabando y que aún no tengas cosas listas en tu libro de clases (documento oficial) donde te faltan notas, asistencias, resúmenes y etc. al día; y por otra parte es difícil no ponerse de buen humor cuando sabes que estás en tu última semana de clases y ya este viernes saldrás con vacaciones.

Hay cosas que sí o sí debemos tener listas: todas las notas de tu asignatura en el libro de clases y en la página del colegio. Esto podría sonar obvio y fácil, pero la cosa se complica cuando has tenido estudiantes que faltan mucho y cuando los pillas te confiesan que no se habían preparado, vas y les das unos días para que estudie y luego falta otra semana y el ciclo vuelve a empezar... 
Si el caso se vuelve muy extremo (los hay) o si por ejemplo el o la estudiante faltó meses por tema médico, estamos autorizados a promediar las pocas calificaciones que tenga y ese promedio ingresarlo como si fuera una nota parcial, de esta forma no se le regala  ni se le perjudica. No es la idea pero ayuda a cerrar el asunto. 
Muchos de mis colegas la tienen fácil porque hacen clases en dos o tres cursos, pero yo que tengo 6...

También debemos tener al día las asistencias de tu curso -si aplica. Como soy profesor jefe me toca eso, pero por suerte tengo eso con 90% de avance. 
Autoevaluación,  bueno esa no es difícil y me gusta ser sincero con ella. Sé que mis faltas no son graves ni causales de despido, pero están ahí. ¿Un ejemplo? la pauta pregunta si acaso escribo al comienzo de cada clase en la pizarra mi objetivo de aprendizaje. Y no, siempre lo olvido y la verdad no tengo el hábito; es algo que puedo mejorar para el segundo semestre supongo.

Si tienes un curso a tu cargo, se espera que hayas entrevistado como mínimo a la mitad de los padres, apoderados y tutores. Creo que  llego a la mitad, pero he oído colegas que entrevistaron a sus veintitantos ya. Bueno confieso que no soy fanático de las entrevistas, sólo lo he hecho con los casos un poco más difíciles, pero hay chicos que dan cero drama y quien sabe, tal vez debería hacer venir a los padres 5 minutos para decirles lo bueno que son sus hijos.

Finalmente, los infaltables talleres de perfeccionamiento y reuniones. Hoy por ejemplo tengo la última de padres y apoderados donde se les entregarán las notas y se coordinará el desayuno de mañana para despedir el semestre porque mañana es el último día de clases para ellos y los profesores tenemos que seguir hasta el viernes.

En una reunión de mañana por la tarde revisaremos el nuevo protocolo de evaluación. Mi colegio es pequeño, un sólo curso por cada nivel, educación básica (primaria) y estamos en un pueblo de 5 mil almas en la isla Tierra del Fuego, más encima somos algo "apadrinados" por los salesianos; es por esto que no estamos adheridos al paro nacional que llevan adelante mis colegas y que ya lleva casi dos semanas y las posturas se endurecen cada vez, no creo que la Ministra de Educación ceda a las demandas. El año pasado, cuando trabajaba en el colegio de la cárcel estuvimos también en paro, poco más de un mes. Cuando comenzaron las amenazas de descuento por días no trabajados se fue apagando el movimiento y al final no se logró lo que se pedía, creo que perdí mi fe en dicha medida de presión, de todos modos, espero el escenario sea favorable para mis demás colegas en el sistema municipal.

Llegado el viernes tomo el barco a mi ciudad. Son 3 semanas de vacaciones de invierno en estas latitudes y por cierto, ya ha nevado aunque poco.




martes, 25 de junio de 2019

Los pequeños errores cuando eres profesor y los universos que se ocultan tras ciertas conductas de estudiantes...

No importa la experiencia que lleves como profesor, siempre cometerás algún error.

Como en todo trabajo, con el tiempo se aprende a evitar los más grandes o graves, como derramar café sobre el libro oficial de clases donde se registra asistencia, calificaciones y antecedentes del curso (me pasó en mi primer año), que salgas a una excursión/paseo y te olvides de algún niño -no me pasó, pero conozco algún caso... o asumir que los niños pequeños transmitirán oralmente una información que les diste en clase tal como quieres que se difunda el mensaje... hay un largo etc.


Insisto, aún así pequeños errores siempre cometerás. El otro día, por ejemplo,  me sentía de buen humor así es que durante recreo me escapé a un kiosco a comprar bombones de chocolate para regalar a los que ganaran en cierto concurso que haríamos en la clase. Todo bien, el 3ro básico se motivó y al final repartí los bombones a quienes ganaron y grande fue mi sorpresa cuando se dieron cuenta de que estaban "fuertes" (confieso: no los probé antes) y es que tenían relleno de licor que realmente era fuerte, no era una versión para "niños" sino que bombones para adultos porque al probarlo incluso yo lo sentí fuerte y ojo, yo tengo experiencia hasta con Absenta...

Algunos lo fueron a escupir al tacho de basura y otros me lo devolvieron a medio comer; yo rogando para mis adentros que nadie llegue contado a casa que les di un premio con licor.
Afortunadamente la aventura no pasó a mayores, los chicos lo tomaron con humor y tras bajarle un poco el perfil todo quedó en que la intención fue buena...

Otras joyitas tengo varias, más en fin, creo que ilustré mi punto de que inevitablemente siempre se cometerán errores. La idea es que se mantengan pequeños e inofensivos al máximo. Esa es la parte para la que no te preparan en la universidad: de que al ser profesor tu tarea es delicada porque tratas con pequeñas personitas que idealmente deseas que tengan una buena experiencia y aprendan, nada más.

Hay casos donde supongo el cometer un error es perdonable. Son situaciones en las que es muy difícil que puedas dirigir el rumbo que tomarán las circunstancias... ¿existe alguien en el mundo con esa capacidad en todo caso? como cuando te enteras que el chico que se vio involucrado en un acto de violencia contra otro (bullying) supo ayer que su mamá padece de cáncer y ella viajará mañana a la capital para exámenes urgentes.

Obviamente debes sancionar, porque el niño que sufrió la agresión también está sufriendo y su familia igual... y así todo se vuelve una red compleja, humana y muy frágil que uno debe manejar con mucha cautela y tacto.

Sí, en Chile los profes tenemos muchas vacaciones y a veces cometemos errores imperdonables.
También no pocas veces tenemos la cabeza en otro lado porque ciertos casos demandan un montón de energía psíquica, física, mental, y sobre todo emocional.

No descartemos tampoco el que puedes llegar a casa aún dándole vueltas a ciertas cosas también...

El 2017 perdí a mi Mamá a causa de un cáncer con metástasis múltiple. Espero de corazón que este peque de 11 años del curso en el cual soy "profesor jefe" tenga la dicha de disfrutar a su mamita por muchos años, la idea es tratar de que se centre en lo que importa ahora y no ande haciendo sufrir a otros. La cosa se viene pesada para todos supongo.






martes, 18 de junio de 2019

Nada mal, menos bien




No todo es trabajo, se respira fútbol por estos días en Chile. Confieso que soy de los que apostaba que a la Roja femenina le iba a ir mejor en Francia que a la selección masculina en la Copa América de Brasil este año, pero para gran sorpresa se ganó ayer a Japón, está bien. La anécdota fue que pude verlo solo en la pensión porque la abuelita que me hospeda le tocaba turno de noche y salió una media hora antes del partido (fanática del fútbol eso sí, me contaría hoy que pudo verlo en el hogar de ancianos donde trabaja - ternura... ah y a ella también le encanta el boxeo, já, hay personajes lindos en esta isla Tierra del Fuego.)
La cosa es que le pedí permiso para poder ver el partido en el living (yo tengo un tv en mi pieza, pero es de.. 14 pulgadas... já. Todo bien, la verdad nunca lo enciendo tampoco.)
La vez anterior que le pedí poder ver tele en el living fue para el episodio final de Juego de Tronos (tenemos tv satelital acá) y tampoco estaba ella en casa ese día así es que no puso ningún problema y me invitó a usar el tv grande cuando quiera.

Y bien, estaba instalado en el sofá frente al pantalla plana de 52" cuando golpean a la puerta (ya se había dado el pitazo inicial) eran dos jóvenes misioneros mormones, mal.

Preguntaron por un tal Jonathan, qué se yo, vive en la casita de atrás les dije, gracias y chau. Volví al living y al día siguiente la abuelita me contaba que atrás los que arriendan son evangélicos y nadie se llama Jonathan, eso explica por qué los pobres misioneros fueron rápidamente despachados según pude escuchar. Y bueh, fútbol y religión, mala combinación.

--------------



Se respira ya el inminente fin de semestre en los pasillos del centenario colegio donde trabajo (en Octubre cumple 110 años) y tanto maestros como estudiantes y directivos andan un poquito más relajados. Poquito porque si bien ya son menos de 2 semanas para las vacaciones de invierno son justamente días intensos donde debemos cerrar todo lo pendiente, informes, notas, pruebas atrasadas, hacer magia...

En fin, es tarde y no quiero perder el poco tiempo que tengo para escribir quejándome aunque sí es duro tener que lidiar con un claro caso de bullying a uno de tus estudiantes.

Anoche no dormí muy bien, despertaba cada dos horas. Ayer lo mismo.

Durante el día no me siento tan cansado en todo caso y además no lo niego, hay momentos muy buenos también, como hoy en que tuve mi primera clase particular enseñándole a tocar guitarra a un peque de 11 años, que está siendo victima de burlas de parte de otros. La mamá ha decidido con mucha sabiduría tratar de que se meta en actividades que lo distraigan y le hagan recuperar autoestima. Afortunadamente se siente atraído por el ajedrez también así es que estaremos trabajando en eso. Y con la guitarra... ya le compraron una con mucho esfuerzo y pude notar hoy su mirada casi llorosa al tocar sus primeras melodías y lo mejor es que tiene potencial, primera clase de guitarra en su vida y en menos de media hora pudo pulsar correctamente los acordes de nivel 1: La, Mi y Re (ya habrá tiempo para Do y Sol y a vuelta de vacaciones, Si y Fa -- los de nivel más difícil, the final boss.)

Y quedé muy contento, a su manera trató de describirme el efecto "slide" que había escuchado en Bob Esponja, le hice traerme un vaso de su cocina y le mostré cómo hacerlo de la manera casera. Quedó fascinado.

Ese peque en 3 años o menos será la estrella de la bandita a la que se una.

--------------


jueves, 13 de junio de 2019

El ajedrez

No sé de neurociencia, pero me parece que algo en común tienen ajedrez vs video juegos y lo que activan en nuestros cerebros...

Tal vez el ajedrez es como los video juegos de nuestros abuelos, mismo tipo de desafío intelectual...




domingo, 9 de junio de 2019

A casi un mes del receso de invierno

Pensaba ordenar y resumir lo que ha sido este último mes (mayo) en pocas palabras, pero no me decidí, así que como es característico en mí, supongo sacaré afuera las ideas a medida que me vaya acordando, desordenadamente...

Creo que mis días se pueden resumir sencillamente en: ajedrez, evaluaciones de próximo cierre de semestre y la organización del evento que tenemos esta noche en el colegio: la pagada de piso.

PAGO DE PISO
En Chile le llamamos así a un rito típico cuando ingresa a trabajar a una nueva institución, que consiste en que todos los nuevos se juntan y organizan una fiestita o recepción para toda la empresa. Ignoro el origen del nombre o por qué se le puso "pagar el piso", pero asumo es algo así como que los nuevos pagamos el piso, las bases. No sé. O quizá viene de España? donde le llaman piso a un departamento y tendría sentido decir que hacemos una fiesta y a los nuevos nos toca pagar el lugar donde la haremos. La diferencia es que además del lugar, que en efecto tuvimos que arrendar, pagamos también por la carne para el asado, los panes para el choripán y bueno, bebestibles básicos. Se estila que también los asistentes -antiguos- traigan su bebida de preferencia a modo de donación.

Siempre es algo entretenido y el número de nuevos determina el presupuesto y por consiguiente lo que se hará. En este caso, somos 12 los nuevos que participaremos, aunque no es que todos hayan llegado este año, algunos fueron contratados a mediados del año pasado entonces tenían pendiente el ritual.


AJEDREZ
Me tocó nuevamente viajar a la capital regional, esta vez con una delegación un poco más grande.
Iban jugadoras también por lo que según se estipula en las bases, una profesora debe acompañar además. Tiene sentido.
Esta vez fue diferente al viaje anterior porque fueron los padres de algunos. Bueh, sensaciones encontradas, por una parte es innegable que la presencia de papá y mamá fue un apoyo emocional para una de las chicas también me desordenaron un poco la cosa. Por ejemplo al salir cada uno de los competidores de mi colegio al lugar donde debíamos esperar los demás le preguntaban a cada uno "¿Y cómo te fue? ¿Ganaste?", en lo personal prefiero ahorrarles eso. Perder en ajedrez duele, se siente mal y cuando estuve solo con los chicos en el primer torneo por la forma de caminar hacia mí tras una partida sabía inmediatamente cómo había estado la cosa y si se veían cabizbajos prefería no decir nada, o al menos nada relacionado con la partida. Ellos solos me contaban después si les apetecía, pero en general no dar tanta importancia a los resultados, el sólo hecho de estar ahí participando y representando a este pequeño pueblo es ya una victoria.
La competencia que se viene en unas semanas será de más alta convocatoria así que estará entretenido. Lo único malo: será un día jueves por lo que probablemente estaré 3 días sin hacer clases en el colegio. Esto puede sonar a buen descanso, sin embargo es la última semana del mes y es cuando debemos tomar pruebas finales y etc.

ULTIMAS EVALUACIONES
Se estila que al menos una vez al semestre tomemos una prueba "coeficiente dos", o sea que la nota se duplica. De las 4 que deben tener en total, que dos sean rojas -es decir insuficientes- es un duro golpe y requiere que las otras dos sean altas para salvar el promedio. Hay cursos donde se dio el caso, pero no sé, soy profe nuevo, muchos estudiantes no conocen mi "mano" o mi estilo de hacer pruebas así es que decidí dar oportunidad de un "trabajo extra" para promediar con la nota coef. 2 si es que fue baja. Esto salvará a mucha gente y está bien, mi objetivo es que aprendan. Llenar de rojos es fácil, pero no quiero bajarles la moral con inglés. Que piensen que no son buenos... es también un ramo muy importante y aunque más adelante se ponga difícil (en el liceo o la universidad) me interesa que tengan una buena base y confianza en sí mismos. "Yo puedo, cuando chico me iba bien y me gustaba el inglés..."

He estado flojo para escribir y recién hoy pasé a visitar blogs amigos, perdón por los que me faltan, volveré :-)







sábado, 25 de mayo de 2019

Hongos mágicos


Fue ya de grande que escuché por primera vez sobre estos hongos alucinógenos, aunque nunca me interesó demasiado. Jamás los vi en mi entorno cercano ni conocí gente que los hubiera probado.
Después supe que en Amsterdam los encuentras súper fácil y que al menos los de América crecen en las fecas de vacas. Producen efectos que alteran los sentidos y la consciencia, pero todos los describían como viajes espirituales, sanadores y hasta de encuentro con la divinidad.
Para qué mencionar que también está latente la posibilidad de un "mal viaje" o mal "trip."

Y tuve mi ocasión de probarlos hace años. Se recomienda más hacerlo rodeado de naturaleza, en un campo o entorno con árboles y vegetación, es mucho mejor, pero en mi caso se dio con amigos junto a un ensayo con otros músicos.
No me decepcionaron, es verdad todo lo que cuentan aunque siempre me sentí "en control", es decir no me llevaron a sentir que otra entidad se apoderaba de mí ni tampoco perder la razón.
Además a diferencia de por ejemplo, el nocivo alcohol, esto no te "borra" y al día siguiente recuerdas todo lo sucedido.

En mi caso, lo que se consiguió estaba seco y molido así que sirvieron las dosis en un poco de jugo de limón "para pasarlos mejor" porque se describen como de sabor horrible. Yo contradigo esto, al olfato al menos sólo olía a champiñones frescos y al tomarlos la verdad no me dediqué a saborearlos, sólo tragué y no sentí repulsión ni nada desagradable.
Nos pusimos a hacer música y más o menos tras una media hora o tal vez 45 minutos comenzaron los efectos divertidos. Yo lo describiría como "tirones" donde tu mente a ratos se iba del "aquí" y te llevaba a zonas de pensamiento "mágicas" y agradables.
Sentí que podía estar en varias partes a la vez y como si mi consciencia se expandía, se hacía una con el entorno. De hecho en ese punto paramos de tocar música para disfrutar tranquilamente lo que cada uno estaba viviendo, y es que llegué a la conclusión de que el hongo "te habla", tiene un mensaje de sabiduría para cada personal que me imagino está muy influido por el momento que estás viviendo en tu vida, si estás agobiado por problemas o con preocupaciones seguramente se dará un mal viaje, con temores, visiones negativas o sensaciones de temor y tristeza. Vi a alguien tener un mal trip, no fue grave en todo caso, sólo se acostó, pero muy angustiado e intranquilo. Los demás lo acompañamos y le íbamos dando buenas vibras y apoyo, lo cual es crucial en estos casos.

De pronto sentí una urgencia por salir afuera, como era noche de luna la pude contemplar de una forma como nunca antes, las estrellas danzaban y se movían como sólo había visto antes en sueños. Me sentí conectado con la naturaleza y particularmente con la luna, maternal, allá arriba brillando como un foco de estudio de tv.

Como había brisa también me rodeó de una manera especial y recuerdo que me arrodillé y puse mis manos en el pasto y tierra y ahí la conexión fue más potente, pude sentir energías que de la tierra surgían para entrar en mí, energías buenas.
Luego tuve otras meditaciones y experiencias más bien personales y relacionadas con ancestros y gente de mi árbol genealógico que por ahí cerca andaban, pero esa parte me la reservo, fue especial y muy bonita, pero como decía, no significa necesariamente que otros tendrán la misma vivencia, como dije, es única e individual.

El hongo llega a tu vida cuando es necesario y te enseña/muestra algo que te hace falta ver o respecto a lo cual tomar consciencia.
Mención aparte merece el ejercicio de irte a un baño y mirarte a un espejo mientras estás teniendo el viaje. Puede ser duro porque ves cosas que en el día no ves, te ves como sin careta, sin juicios y sin temores. Es fuerte, pero lo recomiendo absolutamente.

El efecto fuerte debe haber durado entre unas 4 a 6 horas calculo, luego baja casi en un 80% pero sigue en tu cuerpo durante casi todo el día siguiente, por esto creo es recomendable hacerlo un viernes o sábado, porque tras el efecto fuerte viene un cansancio abrumador. Me explicaba alguien que trabaja en el área de la salud que es debido al esfuerzo monumental que debe ejercer el cerebro para lidiar o procesar todas las nuevas conexiones neuronales que se van dando y donde realmente puedes ver sonidos o escuchar colores si lo deseas. Digo bien, si lo deseas porque he ahí la magia en comparación al alcohol: tú eres quien manda. Si deseas concentrarte en unas luces en el cielo puedes dejarte ir y danzarán, pero si te preocupas o si algo va mal, simplemente sacudes la cabeza y estás en el aquí y ahora nuevamente, hasta el nuevo "tirón"...

Me encontré derramando lágrimas durante la sesión y bostezando frecuentemente, todo normal según me dijeron voces más experimentadas. Uno saca afuera emociones y cosas que querían salir. No me refiero a necesariamente verbalizarlas, sino a que el cuerpo se manifiesta. Mucha gente vomita -no fue mi caso- porque seguramente tiene cosas en su vida que "vomitar".

Al cerrar los ojos vi esas típicas deformaciones de colores y formas fluyendo como pintan viajes en LSD por ejemplo.

Entiendo que los hongos en todo caso no son para consumirlos cada fin de semana o como un hábito -aunque no son adictivos- tal vez pocas veces en la vida, pero cuando llegan lo hacen para ayudar.

Que si los recomiendo? absolutamente. Una persona que conocí, que andaba paseando por América del Sur me contó que en México existen algunos "tours" donde pagas estadía en una cabaña de campo, junto a otros turistas  y por unos días te dan hongos pero gente que las hace de guía en el viaje, te cuida, se preocupa que tengas un buen viaje, te abrigan etc. Para ella, que era de Hungría, la experiencia fue de esas que marcan la vida (un antes y un después) y tuvo visiones de ancestros también y contacto con íconos religiosos. He oído que en Perú y también norte grande de Chile puedes encontrar por ahí esos datos.

"Magic mushrooms" se llaman en inglés y los hay de muchas variedades, fuertes, suaves, y para distintos tipos de viaje.

Tal como sucede con la cannabis, la comunidad científica se está abriendo a explorar estas plantas que vienen de la naturaleza y sus propiedades y parece que las cosas se ven con buen futuro.
Enlace a artículo de ciencia y descubrimiento medicinal al respecto aquí.


martes, 21 de mayo de 2019

Llegó el último día de mi descanso

Poco hablé de que como el martes es un feriado nacional en Chile, hicimos "sandwich" el lunes 20 (que se recuperará en Diciembre.)
El viernes pasado llegué a casa y ya hoy martes me toca volver a la isla.
Será una semana corta, e intensa.



jueves, 16 de mayo de 2019

Las barbas, la poesía y el destino

Una vez le escuché a una psicóloga afirmar que cuando un hombre comienza a dejarse la barba es porque desea "protegerse" de algo, simbólico y obviamente muy a nivel inconsciente, no sé, me hace sentido.
Históricamente he usado una barbita tipo "candado" que une un bigote con bajadas por las comisuras y rellenan la pera.

Sucede que el fin de semana pasado se me ocurrió afeitarme la barba tipo candado que tenía y dejar sólo una columna espesa que baja desde mi labio inferior hacia mi pera. Espesa pero no tanto, creo que mide 1 cm o menos de ancho...

La cosa es que muchas personas, tanto colegas como estudiantes lo han notado y debo admitir, la mayoría me confiesa que no fue una buena idea ja ja. Creo que sólo ha habido dos excepciones a la regla, ja.

-----------

Hoy se me despertó el interés por participar en un concurso de poesía, lo más probable es que cuente cómo anda aquello en futuras entradas.

-----------

Hoy escuché que hay que confiar en la sabiduría de la vida.


jueves, 9 de mayo de 2019

Y cosas buenas pasan cuando menos las esperas...

Sí, puede sonar a cliché... no recuerdo ahora si la leí o la vi justamente hoy y terminó haciéndose realidad.

Como contaba en la entrada anterior, el día de ayer fue duro en temas laborales, pero hoy nos tocaba preparar lo que haremos para el día del alumno, que celebraremos el lunes 13 del presente mes.

Se suspendieron las clases de la tarde y así pudimos ir a la playa y otras locaciones a grabar parodias de video clips de moda a nuestra manera, o sea: chistosa y con pobres recursos y bailes para hacerlo más divertido.

Nos unimos, nos reímos, compartimos en un ambiente más distendido y todos hicimos un poco "el ridículo".
Estas grabaciones serán exhibidas por la mañana en un acto muy esperado por estudiantes y en realidad estará muy chistoso.

Grabamos unas 7 canciones y además haremos una recreación del show "Pasapalabra" a nuestra manera. También me toca por ahí competir en uno de los equipos, mais yo voy a lo que sea y no me importa hacer un poco el ridículo, es parte de la pega de ser profe... sacaré sonrisas.


Hoy fue un buen día.

Cierro con uno de los videos que parodiamos. Fuimos todos los profes a la bahía del pueblo (contexto: isla Tierra del Fuego, Patagonia Austral: temperatura heladísima; vientos y playa de aguas a 2°C... Y  a mí te tocó actuar lo del tipo que parte sentado al principio del video.


miércoles, 8 de mayo de 2019

Tal es la naturaleza de las cosas

Por lo general al caer la noche y sentarme frente a este blog me gusta plasmar lo que me gustó del día: algo "bueno" que contar o sobre lo que reflexionar. Hoy no es una de esas noches.
Tuve lo que podría llamarse un mal día.
Más mal me sentí durante la tarde. A estas nocturnas horas hay ya más tranquilidad y aún así me auto-recuerdo algo que siempre me hace sentir un poco mejor y que leí por ahí este año, que cuando nos pasen esas cosas que nos desagradan que sentimos que nos "gana", asumamos que la vida es como es y que

tal es la naturaleza de las cosas.

Así es como la vida que me envió a este planeta quiere o tiene "determinado" que todo suceda así que ¿qué más puedo hacer? ¿Resistirme?

Aceptar, "ser agua" como suele decir una amiga fácil decirlo para ella que es Escorpio, más difícil para mí que soy Capricornio de tierra já.
Y sí, me dejo ir.

Hoy a las 16:09 se me acerca una chica de 7mo y me pide con la mayor sinceridad en su cara retirarse derechamente un poco antes. En realidad el horario de salida es a las 16:10 cuando toca el timbre, pero entendí muy bien el cómo se estaba sintiendo

"hoy ha sido un día difícil, ¿verdad?"
la autoricé para irse un minuto antes.. es poco claro, pero me imagino hay una gran diferencia entre salir por pasillos vacíos ensimismada en sus asuntos y evitar salir con todo el bullicio y los peques de 1ro a 8vo corriendo alrededor... el asunto es que ese 7mo tuvo un conflicto refuerte justo antes de mi clase con otra profesora. Obviamente había una tensión re potente y así me tocó ejercitar los verbos en "pasado simple"...


Yo también hubiera querido retirarme a casa, pero aún faltaba el consejo de profesores.

Y hay días así.
Quisiera desahogarme y narrar los problemillas que me encontré en el día de hoy, más tengo esa bendición/maldición de que olvido tan fácil aquellas cosas...

No pocas veces esta conclusión me ha terminado enseñando que el problema no son los niños, sino los adultos.




Algo que me gusta de mi nuevo trabajo

El colegio donde trabajo tiene algo que nunca había visto en otros:

Cuando nos llega noticia de que alguno de los "nuestros" está en problemas se estila que todos apoyemos en alguna colecta monetaria para ayudarle convengamos: cuando las cosas van mal las lindas palabras y deseos se agradecen, más lo que realmente ayuda es la plata.

A una colega se le falleció un hermano y hoy se inició de inmediato una cadena para reunir dinero entre todos del cole, porque comprar un pasaje "de un día para otro" en este país sale carísimo.

Y quedé asombrado de ver cuánto donó mucha gente (cantidades grandes). Todos nos vemos y veremos beneficiados de este método y me gusta. Como digo, no lo había vivido en otros lados.

Me siento agradecido de la vida porque estoy escribiendo esto aquí ahora, aún vivo. No tengo idea cuánto más me queda de vida. Yo me aseguro que tengo plena y larga vida por delante "según yo", pero así entre nos, la verdad es que eso lamentablemente no depende de mí, aquella fuerza misteriosa me que me dio la vida y consciencia y las TANTAS COSAS de las que me siente muy AGRADECIDO será la que determine cuándo mi "misión"(?) en esta existencia se acabe, no tengo tiempo para peleas sobre Palestinos, sobre Venezolanos, sobre Isapres chilenas o malnacidos pasados, sólo puedo agradecer que

aquí y ahora estoy vivo y eso es un TESORO que no muchos pueden confesar.

Me gusta estar vivo.
Sólo eso puedo decir esta noche.

bueno y dejar una canción que estaba escuchando:


viernes, 3 de mayo de 2019

El torneo de ajedrez

Ya se acerca la medianoche, yo aún feliz. Me siento contento porque hoy nuevamente me vi fuera de mi zona de confort: nuevamente frente a una prueba en lo desconocido -y cada vez estas situaciones me gustan más!

Debido a que estoy a cargo de la actividad complementaria "Taller de Ajedrez" en el colegio nos tocó hoy viajar a la capital regional para un pre-torneo representando a la ciudad donde estoy trabajando ahora.

Seleccioné a dos niños de mi grupo, de los mayores y que tenían cierta experiencia jugando más no del todo en torneos. Debido a los extraños horarios en que la barcaza cruza desde Tierra del Fuego a esta ciudad tuvimos que venir el jueves al almuerzo, competimos hoy viernes por la tarde y mañana sábado recién vuelven donde sus familias.
Bueh.. en fin, me salto todas las peripecias y voy al grano, nos fue muy bien!

Uno de los chicos ganó 3 partidas de 5 y aquí debo acotar que las competencias de ajedrez no funcionan como en el resto de los deportes donde sólo hay podio para tres. Aquí hubo 15 jugadores y cada uno debió jugar 5 partidas (sistema Suizo) según las victorias, derrotas o empates iba ganando 1, 0 o medio punto respectivamente. Ganar incluso una partida de 5 es ya bueno.

Mi otro alumno ganó 2 de 5 y quedé muy contento porque de partida, llevamos menos de un mes con el taller (1 hora a la semana), además ellos habían asistido a sólo 2 clases porque les topa en horario con otro taller "Polideportivo."
Nos enfrentamos a estudiantes de colegios particulares pagados donde se sabe hay muchos recursos y se invierte en que los estudiantes obtengan buenos resultados visibles (eso atrae más familias clientes...) y contra otro salesiano que es gigante.
Nosotros venimos de un colegio y pueblo pequeño, pero a pesar de yo no ser bueno en el ajedrez me tomé esto en serio. Cuidé muchos detalles, de partida sospeché que sería con relojes así que pedí prestado el *único* reloj competitivo que tenemos en la biblioteca y me lo traje para que los chicos se familiaricen con el funcionamiento. En efecto, hoy había un reloj para cada pareja y se asumía que todos sabían cómo jugar con uno.
Segundo, tras el desayuno hoy tuvimos algunas horas de práctica y tácticas, me esforcé por transmitirles todo lo que sé, tips mundanos y tips potentes: que las torres se sienten más cómodas conectadas, que no deben salir al medio del tablero, que funcionan mejor en los bordes, acechando, que un caballo en un borde es un caballo desperdiciado: son más letales en el centro: que a los peones les gusta trabajar en equipo, que a los caballos les gusta salir rápido y que un enroque debe apresurarse en lo posible.

En fin... los que estuvieron ahí en la primera línea fueron mis dos peques. Partieron difícil, con una derrota cada uno, yo opté por no estar cerca de ellos sino que me alejé, tomé asiento y me puse a leer el diario, tras tomarles las fotos iniciales de rigor como todos los demás entrenadores.

Su mérito es como el de un David contra Goliat porque estos chicos estuvieron alojando en una hostal, lejos de su casa y familias.
Ahora a fin de mes se viene el comunal donde habrá más competidores, nosotros también traeremos más artillería.

Les expliqué que perder era bueno porque se ganaba experiencia, que ganar estaba bien, pero que recuerden que aquellos a los que ellos derrotaron van a entrenar duro así que ya vislumbramos un plan de trabajo para corregir lo que pudo haber fallado.

Este lunes por la mañana serán reconocidos frente al colegio por su esfuerzo -fuimos el único colegio de la isla que vino a representar, el liceo  y la otra escuela no enviaron participantes. Esto es muy bueno porque este colegio salesiano donde laburo tiene más de 100 años de existencia y ha habido ajedrez aunque se quedaron sin profe hace unos 3.

Me siento un poco como un Bielsa: sin haber pasado yo en mi vida por torneos oficiales de ajedrez como competidor me sentí cómodo entrenando a estos chicos y transmitiéndoles la tranquilidad de que ganar y perder son detalles, lo potente está en que las torres se conecten, que el enroque venga rápido, que a los alfiles les gusta dominar las diagonales, que una pieza mayor no debería ser la niñera de un peón... aunque un peón avanzado puede cambiar el curso de la historia.

También enfaticé que den la mano al contrincante si perdían y digan "buena partida". Fair Play ajedrecístico.

En las pausas entre partidas los chicos (de 12 años) me recomendaban juegos para que yo instale en mi celu,
al fin y al cabo, yo también aprendí y mucho de ellos.

Como nota final, me acordé de cuando hasta el año pasado trabajé en la cárcel y los internos me apodaron el maestro Miyagi por similitud física supongo. Yo honrado, pero además por lo que recuerdo, ese tipo era re piola y con sentido del honor. Tranquilidad en la derrota y en la vitoria, aunque admito, tras salir del liceo donde competimos los abracé y les dediqué una sincera felicitación.

Es una noche para estar alegres. Quizá por eso el post me quedó un poco desordenado :)


miércoles, 1 de mayo de 2019

De los dos caminos elegí el menos recorrido... (Registro gráfico)

Hoy en Chile, como en tantos otros países, celebramos el Día del Trabajador. Dormí un poco más tarde de lo normal y la pensión estaba más tranquila de lo normal porque la abuelita se fue a pasar el día al campo con su familia. Al levantarme me dí cuenta además que el otro arrendatario de la pieza más lejana había salido también así es que me calenté mi almuerzo y comí tranquilamente poniéndome al día de qué pasa en el "mundo" gracias a mi teléfono.

Luego y aprovechando algo del sol otoñal que había decidí salir a una pequeña excursión a un mirador frente a la ciudad del cual había escuchado se tenía una buena vista del pueblo.
Según Google Maps quedaba a sólo 2.5kms y una media hora de caminata.

Para empezar, recordar que estoy viviendo en la isla Tierra del Fuego, que como buenos hermanos compartimos con Argentina y se ubica al sur de América del Sur... Yo vivo en un pequeño pueblo ubicado donde indica el círculo amarillo, hay una entrada de aguas a la que me gusta llamar la "bahía", pero en el este mapita es casi imposible verla.




Inicio mi excursión:

Este pueblo (prefiero decir "ciudad", pero los mismos habitantes de aquí me han corregido a "pueblo") nació a fines del 1800. Algunas de estas casonas reflejan esa historia. De fondo, las aguas de la bahía...

Llegando a la costanera recuerdo ese poema de Robert Frost, que va algo así como

Me encontré frente a dos caminos, más yo, yo elegí el menos transitado...


El de la derecha se aleja un poco de la carretera y se acerca más a la playa, en todo caso ambos llevan hacia el mirador, al sur de la ciudad...

En el camino observas un poco de la fauna, donde destacan los guapos flamencos rosados






No eran muchos. Me enseñaron que cuando aparecen en la bahía es porque el día siguiente estará helado...



Hubo hace muchos años aquí una fiebre del oro a fines de 1880 que trajo progreso, avances y gente...



Llego al mirador. Me gusta ver que se homenajea a los que habitaron aquí incluso en tiempos antes de Cristo, los Selk'Nam (conocidos también como Onas)



No tomé muchas fotos aquí porque cerca había un par de vehículos estacionados con gente adentro, de hecho desde uno un niñito me gritó "Hola Mister!!!", saludé instintiva pero vivamente con mi mano como cuando me encuentro alumnitos en las calles... un profesor es profesor dentro y fuera de la escuela... No tengo idea a quien saludé, aunque recreé en mi mente el diálogo que seguramente tuvo lugar en ese auto donde el niñito debe haber contado a sus padres "miren, ése es el mister!" Cuando no, te toca eso en un negocio, supermercado o restaurant... esto no lo vivía desde el 2005 cuando trabajaba también en un colegio, já.

Otra escultura:





Regreso, esta vez por la playa (y no los otros dos caminos...) El cielo se pone dramático y las aves me sobrevuelan desconfiadas tal vez...



Cierro con una panorámica desde el mirador hacia la ciudad.
Confieso que me gusta estar aquí...




La canción se llama Kuanip, referenciando al mito/leyenda Selk'Nam que enlazo aquí...
Como nota, los arreglos en sintetizadores pertenecen al músico regional Sergio Pérez Bontes y para esta composición usó cantos reales de los últimos sobrevivientes Selk'Nam grabados por el sacerdote misionero y antropólogo alemán Martin Gusinde, a comienzos del 1900.





miércoles, 24 de abril de 2019

Un día dividido en dos (Gracias Beatles por su música!)

Ya ha descendido la noche, 22:58 mientras escribo. Después de todo creo que algunas cosas no han cambiado demasiado, antes iniciaba mis escritos pasado las 2 ó 3 am, ahora antes de la media noche casi siempre.

Mi día tuvo dos partes bien definidas hoy: una muy difícil y la otra muy grata.



  • Como el baño de la pensión donde vivo queda justo al lado de mi habitación escucho digamos bastante los ruidos. No es grave, a parte de mí sólo vive aquí el otro pensionista -un joven al que casi no veo- y la abuelita que me cocina y vela por mi bien estar -un amor ella. El problema es que en estos días falló el estanque del agua para la taza, por lo que al descargar quedaba un eterno chorro sin que se llegue a llenar el recipiente. Obviamente tenía una pequeña "técnica" para hacer que se replete como debe ser, pero lamentablemente el joven parecía no haberla descubierto porque al usar él primero el baño, mientras yo aún dormía, dejó mal la cuestión y quedó sonando por mucho rato, rato en el que no puedo quedarme dormido de nuevo y además me da pena que se va gastando agua inútilmente. Ahí se levantó el buen Nocturno a las 6 de la mañana hacer la "maniobra" con la cadenita para que el tapón baje hasta donde se debía (al almuerzo le planteé este inconveniente a la abuelita -que ya se repetía por tercera mañana consecutiva- y esta tarde al llegar a casa ya estaba reparado... Aún así, mal despertar.
  • Llegar al trabajo y tras un buenos días en la sala de profesores, las quejas "que tu curso esto, que tu curso lo otro, que mal en peor bla bla..." Para peor este era mi día más pesado porque a diferencia de otros, no tengo ninguna ventana u hora libre (para planificar, etc.) Sólo clase tras clase tras clase y así de 8am a 16:10. Luego consejo de profesores hasta las 18:15... 
  • Primer bloque con el 5to básico, superado. En la mañana el primer bloque suele ser productivo, todo el mundo aún despertando, me incluyo. Segundo bloque complicado, con mi curso, del cual tengo jefatura me refiero: toca hacer cambios de puestos debido al mal comportamiento de algunos. Se hace bastante difícil ya que muchos no quedan contentos con el lugar asignado y protestan como sólo un pre púber desafiante de 11 años gusta hacer. Logro hacer la actividad de inglés que tenía contemplada. 
  • Último bloque, un 3ro básico (peques de unos 9 años en promedio), aún llenos de energía, yo agotado y ya pensando en el almuerzo. Zafamos, logro que trabajen, nos despedimos. En la sala de profes más quejas, alguien incluso me dice cómo debería sentar a cierto alumno criticando la ubicación anterior.
  • Llega la tarde, tengo una hora con 7mo y otra con 8vo, ahí tenemos ya adolescentes de entre 12 y 14, con los que curiosamente me llevo mejor, evité desde un comienzo forzarlos o hacerlos trabajar a la mala, me los gané a punta de técnicas probadas en mi experiencia y compartir con ellos más de lo que hago, por ejemplo tocar guitarra en la sala, hablar de video juegos y escucharlos hablar sobre sus gustos musicales o incluso literarios(!) Algunos de ellos son incluso mis estudiantes fuertes del taller de ajedrez que hago una vez a la semana. De hecho el 8vo me recibió a las 14:45 con algo realmente inesperado, se me acercaron unos 4 grandotes (digamos se pegan el estirón a esta edad...) y pusieron al unísono en sus celulares una canción de youtube para que les diera mi opinión. Yo no la había oído antes pero era una especie de marcha militar que halagaba a Pinochet(!) decía algo así como "Mi general... bla bla bla". La verdad fue algo tan inesperado que me dio risa, además ellos bailaban mientras sonaba y quedaban atentos a mi reacción, yo me llevé la palma a la cara, no pude evitar reírme además mientras movía mi cabeza de lado a lado. Una niña desde más atrás me preguntó qué opinaba de Pinochet. Yo consciente de que muchos de estos estudiantes son hijos de funcionarios de las fuerzas armadas -hay un regimiento aquí mismo en el pueblo- sólo atiné a decir algo así como estem... uf, y puse una cierta sonrisa que les dio a entender por suerte que no quería ser irrespetuoso, pero a la vez me complicaba explayarme. Soy el profe de inglés, no de historia, já.
  •  15:25 y me toca ir al 7mo. Me encuentro con un curso pequeñísimo: de los usuales 28 hay sólo unos 10 porque los demás se encuentran compitiendo en algún torneo de atletismo, fútbol o no sé, digamos una cosa deportiva. Me queda claro que no será buena idea pasar "materia nueva" y la guía que había preparado con el tema Environment (que trata sobre despertar consciencia de cómo contaminamos nuestro planeta). Me proponen ir al patio. En realidad hay un día extrañamente precioso para ser otoño, no hay frío, el sol brilla radiante porque casi no hay nubes, les digo que sí. 
  • Se propone un partido de fútbol hombres contra mujeres. Me piden permiso, acepto. Aunque 3 chicos prefieren jugar básquetbol, las cosas quedan 6 chicas contra 3 varones. No contaba con que esos tres son buenos, de hecho ellos mismos me dicen que puedo ser para las chicas, que se muestran algo tímidas y dubitativas. Acepto. Los chicos se conocen bien (juegan todos los recreos, y asumo fuera del colegio también), hay buenos pases, bajadas a lo pro y ya algunos goles a favor para cuando me uno (primero tuve que estar haciendo un poco de labores burocráticas de todo profe, como completar el libro de clases, firmar, etc.)
  • Descubro que tenemos buena arquera y hay dos chicas aguerridas que van sin miedo a trancar y tratar de quitar balones, a viva voz las voy felicitando y pidiendo que subamos más al área rival, me dispongo a correr. A pesar de no jugar hace algunas décadas me doy cuenta que algunas condiciones están intactas já, buen pique, y algo de gol ratón convengamos pero logro marcar mi primero. Luego centran los chicos, viene un ataque rápido y nuestra arquera se luce sin temores. La felicito, la adrenalina va subiendo, en todos. Descubro que hay dos chicas que van bien para el ataque y otras dos que defienden, los chicos en todo caso siguen pasándolas con cierta facilidad, más la arquera no falla, otra tapada. Otra llegada y sale alta... otra llegada y los chicos comienzan a perder la paciencia, su gol no sale y están quemando energías. Uno de ellos dice "ahora que llegó el mister las chicas se pusieron buenas" -no lo dice en mal tono, pero me gusta y lo refuerzo. También dedico algunos halagos a los chicos y prevengo a mi equipo que jugarán asociados. Sale un rebote, pelota pifiada, la robo y gol!!! celebro a lo matador Salas...
  • Tras ese emocionante partido donde luego se terminaron uniendo muchos refuerzos de otros cursos que también bajaron a aprovechar el lindo día, dan las 16:15. Aquí se me ha avisado que hay ensayo porque mañana debo tocar con otros profesores unas canciones de The Beatles para un sacerdote -trabajo en colegio salesiano- que tras 6 años (interesante número) se va a otro destino para que llegue uno nuevo, así que se le harán actos y misas de despedida.
  • En el ensayo estamos 3 profes: el otro nuevo de inglés que se maneja bien con la batería, le pasan la eléctrica o electrónica del colegio (creo que se llaman pads) yo tomo la guitarra y el inspector, el bajo. Hay que admitir que los tres somos músicos cada uno con cierta trayectoria así que nos afiatamos muy bien. Terminamos 3 canciones que le obsequiaremos al padre que sale: She Loves you, Help! y All my Loving de The Beatles.
  • Tras ese breve ensayo, nos vamos todos al consejo de profesores a las 17:15. A estas alturas me siento muy bien, he botado estrés y malas vibras gracias al fútbol y la música. En el consejo debemos organizar actividades para el día del alumno (10 de mayo), no hay muchas ideas, levanto mi mano, propongo hacer un "Pasapalabras" de profes imitando el conocido programa que se exhibe en Chile con el mismo nombre, se acoge, obviamente haremos una parodia con preguntas sobre el colegio y comerciales incluídos -grabados en video- todo con tal de hacer reír a los chicos de todo el colegio y que pasen un buen día.
  • Tras eso nos damos cuenta que no hay más tiempo para ensayar Beatles porque el acto de mañana es a las 14:45. Decidimos ir a ensayar tras nuestra jornada al salón de los actos, a las 18:15 llegamos junto a otras profesoras que se sumarán a la improvisada bandita para apoyar en coros y pandereta. Todo el mundo es bienvenido, the more the merrier* dicen los ingleses...
(*Trad. "mientras más, mejor.")

Esta vez nos conectamos a los equipos de amplificación de esa suerte de gimnasio, sonamos potentes y bueno, me toca hacer la voz principal, una suerte de amalgama de John y Paul porque las colegas no se animan a cantar muy fuerte en inglés, aunque contamos con una voluntaria angloparlante que si bien confesó no tener experiencia "musical" se une para acompañar, ¿por qué no?
Tras casi una hora, nos despedimos y salimos del recinto, ya no queda nadie, hasta las auxiliares del aseo se han retirado y afuera está obscuro, ya es de noche.

Escribí esto de un tirón, no lo revisé así que pido disculpas por las faltas o redundancias.

A pesar de que ya me duele un poco el cuerpo, me siento bien.



lunes, 22 de abril de 2019

Juego de Tronos

Estuve alejado de la producción literaria este fin de semana de Pascua porque fue grato volver a casa a ocuparme de las cosas que en esas ciudad debo resolver y derechamente, descansar.
Ahora estoy de vuelta en mi pensión y preparado para mañana iniciar una nueva semana laboral que creo será tranquila, ya pasó la efervescencia de semana santa.

Hoy vi el más reciente episodio de Juego de Tronos, serie que sigo y que normalmente bajaba de Internet ya que en mi anterior ciudad no contaba con televisión por "cable". Aquí en mi pensión si la hay y aunque confieso sólo miro los canales de History Channel -por cierto con una agenda bastante obvia- no solía hacer zapping ya que no me interesan mucho los canales de deportes, ni de dibujos animados, ni los nacionales, ni las noticias ni las pelis. En realidad no me gusta la televisión per se...
más me di cuenta que tengo HBO así que a las 21 hrs comenzó el episodio de la nueva temporada, genial. Me gustó.


martes, 16 de abril de 2019

Todo estuvo bien con la misa

Sí, para variar: a lo que más temía terminó siendo mucho más fácil de lo que creí.

Se confirma la regla de este 2019: ir hacia lo que me dé miedo. Punto. Será bueno.
Por ahí el budismo me ha enseñado que si no enfrentas los miedos se te presentarán igual en forma de conflicto cuando menos preparado estés.

El fin de semana fue movido, es que cada viernes o sábado trato de viajar a mi ciudad en el ferry y allá hay mucho que hacer, compras, visitas, asuntos familiares, pagar deudas, contraer deudas, etc.

Ya estoy de vuelta en mi querida isla.
La misa terminó saliendo bien y ya me reclutan para futuras apoyando tanto en lectura -me gusta leer en micrófonos frente a audiencias, já- como en guitarra o bajo para las canciones litúrgicas.

Me enteré además que a fines de este mes el Padre que oficia las misas en la ciudad y que se hospeda en dependencias de mi colegio se va a Cuba. Tras 6 años y nos llega otro el 24 de Abril.

Se viene un mes movido entonces, organizamos despedidas, ponemos platita para comprar uno que otro recuerdo, galvano, organizamos misas, rituales y actos.
Y a la vez, esta semana será más corta porque el viernes tenemos feriado.

Mucho hablar de lo que ha pasado y lo que viene, ¿dónde está el presente?

Bien, cada vez que regreso de mi ciudad encuentro mi habitación impecable, me hacen la cama, cambian sábanas y limpian todo. Me gusta vivir donde estoy. Caminando cada mañana me demoro 4 minutos y fracción en llegar a mi trabajo, ¡caminando!...

También mi día a día tiene matices obscurillos que no detallo ni alimento demasiado, porque si bien son parte de la vida, me considero un agradecido de lo que estoy viviendo en estos días: soy afortunado y últimamente siento que estoy apenas iniciando lo que puede ser muy prometedor...



jueves, 11 de abril de 2019

Temores

Hoy me di cuenta que le tengo miedo al domingo que se viene, debido a esa misa de Ramos.
Trabajo en un colegio salesiano y cada 7mo día le toca a un curso apoyar al sacerdote en la organización y ejecución de la misma. El colegio debe ayudar facilitando que participen apoderados, estudiantes y por supuesto nosotros los profesores. No me molesta aquello, conozco las reglas y firmé contento el contrato donde claramente se estipulaba que esta era una de mis obligaciones. Sólo que no esperaba que sería tan pronto... incidentalmente justo el domingo 14 se cumple un mes exacto desde que me presenté a trabajar un 14 de marzo a esta institución educacional.

¿Cuál es el miedo? aparte que es la misa más concurrida estadísticamente en Chile, el hecho que estará gran parte de la ciudad presente, mi jefa (directora) padres, apoderados y todo el mundo y yo no tengo idea cómo debe ser la cosa. O sea en rigor a la verdad una punta de iceberg conozco ya porque me han entregado la pauta, pero hay muchas intervenciones de distintas personas: mis estudiantes que leerán, la apoderada que colaborará como "guía" y repito yo no recuerdo haber estado nunca en una misa de domingo de Ramos. No me sé las partes de la liturgia, sólo estoy confiando en que estaré muy atento y concentrado en el lenguaje corporal.

No me asusta tanto el estar frente a público, en ese sentido me ha ayudado la experiencia -ni tanta- en escenarios cuando he tocado con alguna banda o solo. Me asusta fallar, equivocarme, que se note descordinación, falta de preparación, que no tengo idea donde estoy parado, já.

Peeeeeeeeeeeeeeeerooooo,

desde que me vine a trabajar a la isla Tierra del Fuego que me repito en la mente que en esta vida hay que moverse con valor, voluntad, amor y power hacia donde estén tus miedos.
También tenía diversos miedos antes de venirme, hoy en día estoy contento trabajando y me río de esos miedos pasados. Así que admito mi miedo, lo acepto y le pondré ganas.

Curiosamente hoy una peque de 5to básico (ahí tienen 11 años app.) de la nada llega y me pregunta: "Mister, ¿ud. le tiene miedo a la muerte?"

Obviamente la pregunta me sorprendió, niños de su edad no andan preocupados de esas cosas -viven más el presente, la muerte está muy lejana aún... supongo son temas de conversación que escuchará en casa? rápida y sinceramente respondí que no. Luego pensé... que podría remotamente alimentar ideas suicidas en ella y me perseguí así que agregué, "pero no me quiero morir aún, me gusta mi vida" con una sonrisa.  Luego la insté a terminar su tarea.

Hoy además tuve clases con mi curso, el 6to básico, les confesé no sé por qué que estaba algo nervioso respecto al domingo.
También les dije que igual daría lo mejor y vamos que se puede.


miércoles, 10 de abril de 2019

Un pasito a la vez

Hoy no hubo jornada en el templo. No me queda muy clara la razón porque no se dijo nada oficial excepto que el padre tuvo que viajar fuera de la ciudad.
Tuve clases con el curso del que soy el "profesor jefe", la misión era encontrar 3 que pudieran leer el domingo en la misa sus respectivos pasajes. Me fue bien, los hice leer frente al curso y me dieron confianza.
Estoy teniendo una peligrosa confianza en que todo saldrá bien este domingo a las 19 hrs. donde me toca ayudar a coordinar y colaborar junto a mis niños y algunos apoderados la misa, quizá una de las más importantes del año, de Domingo de Ramos! que según leía en estadísticas, es la de mayor concurrencia en Chile. Y me la dan justo a mí, el que tiene cero experiencia salesiana, que la última vez que fue a una misa fue hace décadas y que soy nuevo en este colegio y ciudad.
Nice.

Que el señor nos pille confesados... já. Hablando en serio, daré lo mejor, vamos con todo el power que al menos si la embarro será dando pelea con todo el entusiasmo porque esos asistentes disfruten y vean su misa de ramos con normalidad y agradable o
más o menos decente.



martes, 9 de abril de 2019

Todo el colegio se desplaza al templo

Toda mi vida estudié en escuelas laicas. He tenido amigos que pasaron por colegios salesianos y me cuentan sus historias, algunos con orgullo y los más derechamente todo lo que tenga que ver con iglesias, misas y rezos.

Desde esta ignorancia mía todo lo que veo en el colegio donde trabajo actualmente -que fue fundado por las hijas de María Auxiliadora- sea nuevo. Así fue como desde ayer todo el mundo en el colegio, desde 1ro a 8vo básico (o preparatoria) deben trasladarse al templo de la ciudad a las 8 de la mañana y nosotros los profesores también.
Ahí se lleva a cabo lo que llaman "Triduo Pascual"

Según Wikipedia:

La palabra triduo procede del latín triduum, de tres y duum, derivado de dies, "día", lo que literalmente significa "espacio de tres días". En general y particularmente en la iglesia católica, son los rezos o celebraciones religiosas que duran tres días.
Es dado para representar la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.


El lunes fuimos por primera vez, estaba heladísimo ese día porque amaneció escarchado. Por suerte el colegio está en la plaza y por lo tanto, a una cuadra del templo.

Junto a algunos rezos, a los niños se les exhibió un video proyectado en una pared de la iglesia, desde Youtube (con su ocasional interrupción por comerciales que ahora pasa esa página) sobre la crucifixión, la resurrección y etc. todo en versión dibujos animados. Algunos cantos y tras una especie de concurso donde el sacerdote les pedía responder a preguntas sobre lo visto en el video, cada curso se ganó una caja de chocolates o barras varias para repartir entre todos.
La cosa debe haber durado cerca de media hora. De vuelta al colegio.

Hoy martes la cosa no fue tan distinta. Por suerte no hacía frío esta vez debido a que llovió durante la noche. Mismo ritual, saludo breve en la formación y a las salas para dejar mochilas y bolsos, formarse y partir junto a profesores al templo.
Esta vez al llegar empezó rápidamente el video y sin mucho anuncio respecto a qué veríamos nos encontramos con que tristemente el proyector del data estaba mal enfocado y la imagen se veía horriblemente difusa, já. Tras casi 7 minutos alguien se acercó del colegio para ayudar a "enfocar" la cosa y volvió la nitidez.

¿Se han fijado que durante la reproducción de un video en Youtube si uno deja el puntero del ratón posado en la barra de progreso, se despliega una miniatura de la sección del video que en cierta forma "tapa" una parte de lo que se está mirando? bueno parece que nuestro amigo sacerdote no es muy versado en estas cosas porque esa caja tapó durante un rato la imagen (yo estaba fascinado viendo la cosa, esta vez se enfocaba en Pilatos, el lavado de manos, los azotes, el vía crucis y por supuesto la resurección.)
Anecdótico fue que en cierto punto el video, frente a todos los niños, fue interrumpido por otro comercial de Youtube, esta vez uno del vino chileno Casillero del Diablo (!) Además con una música metal de fondo... la verdad es que fue inevitable no reír.
El Padre levantó su mano como pidiendo perdón y se apresuró a saltarlo. Luego la imagen se quedó pegada con el símbolo de que el video está "cargando".

Yo estaba en el sector donde 3 profesores, voces, guitarra y bajo cantaban las canciones, pero ante el problema me levanté para sugerirle al sacerdote discretamente que pruebe bajarle la resolución al video para que se reanude ya que el hombre no sabía qué hacer. Otro profe también se acercó para ver si podía ayudar también. Finalmente todo volvió a la normalidad.

Llegó la hora de la canción final, debido a cuestiones que no pretendo indagar, la profesora de la guitarra no se la sabía así que el del bajo se la pidió para tocarla y me llamaron a mí para ayudar con el bajo. Si bien ni conozco la canción ni sé sus acordes, tenían la hoja con la letra y las notas y bueno, eso puedo seguirlo. Así que me vi acompañando en bajo, já, es entretenido ese instrumento, además yo también soy bajo je je.

Todo salió bien y ya que la tía que cantaba y la de la guitarra son las que están a cargo del taller de coro (donde escribía que hace unos días me invitaron a participar) terminamos tocando esa misma canción "Mira Niñita" mientras los cursos se retiraban hacia el colegio. Oh, olvidaba que también hubo concursos para ver quién tomó atención durante el video, pero esta vez ya no fue una caja de barras de chocolate para cada curso sino que se premió sólo a tres. Además, el Padre exhibió una compleja mochila escolar con forma de batimóvil que nunca había visto en mi vida:

es exactamente esa, en el fondo es como una maletita, se abre por los lados y puedes llevarla con las rueditas sin cargarla...






Obviamente causó gran expectación porque ofreció regalarla al curso que más respuestas correctas dé al final. En efecto un 3ro básico se la ganó y la profesora decidió que por turnos, cada integrante la llevará a su casa un día...

Mañana miércoles toca el último de este Triduo Pascual que ha resultado muy interesante. Ignoro qué aventuras nos depara esta vez...


viernes, 5 de abril de 2019

La globoflexia en el aula

Al menos yo vine a aprender la palabra recién el año pasado cuando me interesé por aprender esto.

La globoflexia es una técnica que trata de hacer diferentes figuras con globos, utilizando la torsión como elemento moldeador de las figuras.





Aprendí gracias al canal de este argentino (se llama GustavoGG en Youtube), se dedica a enseñar diferentes figuritas, desde los fáciles (perrito y espada) hasta cosas mucho más elaboradas y difíciles. Sus tutoriales son buenos y gracias a ellos pude hoy debutar en el aula con algunos de estos elementos para motivar incluso a adolescentes de 7mo básico(!)

Mi propuesta es la de regalar por sorteo (cualquiera en el curso puede ganar) al finalizar la clase si es que el comportamiento fue bueno y trabajaron, pero también ayuda a ponerle algo de humor a la cosa...


Los alcancé a usar en 3 cursos esta mañana. En el caso de la espada pude notar que había interés tanto de chicas como chicos por igual. El perrito también, aunque uno de los chicos que se ganó uno terminó invirtiéndolo y usándolo como una ametralladora... boys will be boys...


Exito asegurado en todo caso. :)





jueves, 4 de abril de 2019

El taller de coro

Hoy estaba en clases y me invitaron a apoyar la actividad extracurricular de coro. ¿Por qué?
Porque se corrió la voz de que sé tocar guitarra y me gusta intentar cantar -aunque no signifique aquello que sepa hacerlo!
Acepté.

A las 16:15 terminó mi clase y bajé guitarra en mano al primer piso junto al otro profesor de inglés -que también fue invitado porque igual toca guitarra.

Estaban unas 6 chiquiticas de entre 9 y 11 años junto a sus dos maestras (de canto y de guitarra) y la idea para hoy -primera clase- era enseñarles 3 canciones. Una chilena folclórica, un reguetón (del gusto de las peques) y una lenta de Sin Bandera.
El reguetón y la chilena funcionaron muy bien. La "tía" de la guitarra junto a mi colega de inglés se encargaron de marcar las notas de "Mira Niñita" (de la banda de rock progresivo chileno setentera Los Jaivas -que triunfaron más en el extranjero que en Chile en su momento debido al exilio que sufrieron durante la dictadura militar).
Las chicas se la sabían y la cantaron muy bien por lo demás. La otra tía, más dada al canto se encargó de enseñarles las armonías y yo, bueno aparte de marcar la melodía (punteo) acompañé en voz masculina.
Pasamos una hora y todo salió muy lindo. obviamente hicimos una versión más breve y sencilla que la original...


En estos talleres es donde los niños y niñas del colegio eligen potenciar aquellas actividades donde tienen potencial y/o interés. Yo también impartiré una a partir de la próxima semana: ajedrez.


martes, 2 de abril de 2019

Narro un sueño cualquiera y de paso agradezco que vivo otro día

Había dos mujeres en un lugar con infinidad de libros en las repisas.

No era cualquier biblioteca, era una de esas de más de 5 pisos... como de película.

Yo sentía de alguna forma que ellas eran  mis maestras, tenían poder y mucho. Una sostenía un libro abierto, leyéndolo,  pero ambas eran buenas y sabias, muy sabias sin ser necesariamente viejas.

Dialogaban conmigo. No recuerdo mucho, más sí hubo cierto momento en que una de ellas mirándome de frente me hacía una pregunta, yo ansioso contestaba rápido, luego ellas se miraban, asentían con la cabeza y de alguna forma "me aprobaban", creo que decían algo así como que una de ellas me tenía fe.

Y desperté tranquilo, sereno y esperanzado. Me gusta pensar que la vida se la juega día a día porque volvamos a amanecer, tal vez esas mujeres eran dos diosas (el cristianismo es bien machista, convengamos) o tal vez no y podemos discutir si acaso el simbolismo de mi subconsciente trajo a colación dos cosas que conozco: el poema del inglés Samuel Taylor Coleridge con su obra épica de fines del siglo XVIII "La Rima del Viejo Marinero" donde la vida y la muerte se echan a suerte la vida de un marinero (guiño en la 90era canción de los Rodriguez El Marinero y el Capitán?)

En fin, como sea, no sé... cada día que veo el sol y la gente a mi alrededor, siento que la vida -o quien sea- me ha dado otra oportunidad

 y las oportunidades yo las recuerdo a fuego.





lunes, 1 de abril de 2019

Hogar

Poseer una casa propia es el sueño de probablemente la mayoría de las personas.
No lo ha sido para mí, porque comprarse una casa con la intención de vivir en ella es asumir que te "amarrarás" a esa ciudad. Que si sales será sólo para vacacionar o visitar amistades/familia.

Supongo es natural tener este tipo de pensamientos en la posición en la que estoy en este momento de mi vida: mientras trabajo "vivo", duermo y me alimento en una pieza que más o menos puedo considerar mía mientras la alquilo y que tiene muchas cosas que me pertenecen como ropas, elementos para mi trabajo y otros para tiempo libre, por ejemplo me traje la guitarra eléctrica, libros y este compu.

Sin embargo, los fines de semana me voy a otra ciudad donde está la casa que alquilo hace ya unos 9 años y que está llena de cosas mías también, tales como mi querida cama, sillones, libros, muebles y un largo etc.
Y también está la casa que habité desde pequeño hasta que tuve la plata y la edad para independizarme: la casa familiar cuya pieza, en la que solíamos dormir con mi hermano, ya no la siento realmente "mía". Hoy en día está ocupada por muebles distintos, cosas de mi hermana mayor -que aún vive ahí con mi papá- y bueno, mantitas para la gata Canela, que según me cuentan y por esas cosas del destino, duerme en la que solía ser mi cama.

Mi intención es en los próximos meses vaciar la casa que arriendo en la anterior ciudad para entregarla y dejar de pagar por ella. Me quedo en la pensión que habito ahora y más adelante puedo alquilar una nueva casa o cabañita en esta ciudad donde pretendo seguir trabajando.

Como decía Facundo Cabral, no soy de aquí ni soy de allá...



jueves, 28 de marzo de 2019

"El peor curso"

Lo entretenido de llegar a un nuevo trabajo es que cada día pasa algo muy diferente...

Hoy recordaba un sueño que tuve pocos días antes de la entrevista laboral que me trajo donde estoy ahora y que de hecho compartí con más de alguien porque me llamó mucho la atención.  En él me veía trabajando en un colegio con niños nuevamente, (tras la pausa de casi 9 años en que sólo estuve haciendo clases en universidad y a adultos.)

En este sueño me veía en un pasillo iluminado por el sol, lo recorría feliz, extasiado porque me estaba yendo muy bien. Incluso veía en la pared una foto enmarcada donde salía con estudiantes antiguos y una pequeña me decía que ahí me veía bien. Le agradecía y seguía avanzando muy rápido: por esas cosas raras de los sueños ya no caminaba sino que me deslizaba en una especie de neumático inflado por el suelo (como si fuera sobre un río) y prácticamente iba jugando, reía y aceleraba.

Luego viraba a la izquierda y de nuevo a otra izquierda hasta que aparecía un gran salón. Ahí me dirigía al curso del cual yo era profesor jefe. Sin embargo una figura de autoridad -no recuerdo si director(a) o inspector(a)- estaba sacando a todos los niños de mi curso afuera a formarse, algo malo había pasado y me informaban a modo de reclamo lo mal que se había portado mi curso. Me sentía mal... no recuerdo más del sueño.


Bien, resulta que como buen "pajarito nuevo" en mi actual colegio me asignaron como profesor jefe a un curso, niños de entre 11 a 12 años. Lo acepté sin chistar cuando eres nuevo en un trabajo no reclamas, já.

Poco a poco me he ido dando cuenta que aparentemente me dieron el curso que nadie quería tomar. Hay un par de casos que requieren atención (complicados)  y han tenido conductas disruptivas incluso conmigo. Mi primera forma de abordarlo fue la autoritaria. Más no funcionó, ya a esta edad se han mostrado algunos desafiantes y sin mucha preocupación si es que sus padres son informados de la situación.
Me di cuenta enseguida que el camino de lo autoritario no iba a funcionar, decidí ganármelos por las buenas. Ya me ha resultado antes (y en otros ámbitos de la vida también, já) Destacando las cosas buenas, premiando los pequeños pasos, en resumen, mucho reforzamiento positivo.
Está funcionando... conmigo. Con los demás profesores ha habido problemas y justamente hoy incluso uno de los míos protagonizó una pelea durante un recreo.

Me tocó oír a más de un colega decirme "tu curso es en el que más me cuesta de todo el colegio, no hay caso", "tu curso está lleno de casos" e incluso uno se aventuró a nombrar todos los que él considera reprobarán este año (en Chile le decimos "repetir" de curso).

Quejarse es fácil, pero como profesores tenemos que buscar formas de reencantarlos. Estoy pidiendo ayuda, por suerte la psicóloga y las profesoras de educación diferencial me darán una mano. Estoy citando ya a padres y tutores también y les digo que tengo esperanzas que las cosas pueden mejorar.
Mañana tengo con ellos la llamada hora de "orientación" donde podemos compartir en instancias no tan formales, por ejemplo jugar en el patio, hacer adornos para la sala o como les pedí hoy, que traigan "canicas" porque mañana en el patio -donde hay tierra, pasto y árboles- jugaremos todos.
Los vi entusiasmados y a la salida pasé a comprar 20 caminas en un negocio cercano. Yo a su edad jugaba a eso, já.

Me he acordado bastante de la película "La sociedad de los poetas muertos."

Mientras más caótico el desafío, ¡más interesante se pone la vida!





Hoy fui vacunado

Le expliqué a la enfermera que hasta anoche había estado con interminable catarro, estornudos y etc.
Yo quería ser vacunado porque cuando cumples 40 no da lo mismo que te dé gripe. Son días sin laburar, uno la pasa mal, por ahí en Chile te descuentan los días trabajados y todo podría complicarse...


Sin embargo la profesional de la salud me explicó que mientras no tuviera fiebre estaba bien vacunarme contra la influenza. Le dije que no estaba tan seguro de no tener fiebre, llevé mi mano a mi frente y ella -para sorpresa mía- sacó algo así como una pistola láser, la apuntó a mi cabeza(!) y en menos de 2 segundos me dijo, ud. no tiene fiebre.

Sólo atiné a decir guau, eso fue rápido...
ya que me imaginaba que me pasarían  un termómetro para poner bajo la axila como en los viejos tiempos y así tras un rato medir cuánto marcaba ese mercurio...


En fin, debo admitir que siento que durante el día me sentí algo exangüe, (sin energías) y no fui el único que compartió esta impresión en la sala de profesores.

dormí una siestita en la tarde tras mi almuerzo en la pensión.

Y bueh, tras muchos años, siento que me pagan como corresponde por lo que hago y eso me motiva a hacer un buen trabajo.


La vida es guapa.