jueves, 6 de octubre de 2016

Amistades (Part 1)

Tengo un amigo que sabe mucho de cine.
Tengo un amigo que siempre camina con el ceño fruncido.
Y también tengo una amiga que se aburre de que le digan linda.


Tengo otro amigo que sabe mucho de tatuajes, de hecho sus brazos cubiertos están.
Una buena amiga es experta en cultivos, plantas, flores y hadas de bosque en general.
Otra amiga sabe más que nadie de literatura hispánica.


Un buen amigo que suele visitarme se declara fanático de la serie noventera "Friends". Sabe de episodios personajes y puede citar fácilmente parlamentos.

Otra amiga es docta en finanzas, economía y cuestiones bancarias que para mí están en chino.
Una amiga lejana sabe más que nadie sobre lo último en música, se da el trabajo de escuchar bandas indie y a mi gusto, cosas que nadie más conoce, siempre comparte joyas en su muro de Face.

Otro amigo es fanático de la tecnología pero aplicada a la música, sabe de programas, aplicaciones e instrumentos que combinados crean joyas musicales. Hasta se compra esas revistas de tecnología y música que hasta hace poco venían con DVDs de regalo (la mayoría españolas) donde analizaban y recomendaban los más recientes programas para hacer, grabar, editar o lo que sea con música. Poco entiendo de aquello, alguna vez descargué "fruity loops" pero me aburrí rápido, no era lo mío.

Otro amigo lee mucho de ajedrez, se descarga e-libros, analiza aperturas, jugadas y en general está al tanto de toda la movida actual, quiénes son los que están en los top del ránking y hasta me atrevo a delatar que a veces en su trabajo mira partidas online en tiempo real de torneos donde el campeón mundial se la juega en Noruega...

Tengo una amiga que se mete en barcos, los inspecciona y aprueba o no su atraque en el muelle. Tiene aprobados cursos -incluso a nivel internacional- de marinero, buzo y otras muchas cosas más del área marítima que no pretendo entender.

Tengo un buen amigo forestal que sabe de árboles, parques mantención, rutas, parques nacionales -e internacionales- y ama la cerveza tanto como la naturaleza.
Tengo una amiga que jamás se cansa de estudiar y leer, su perfil en Facebook cuenta más de 10 reseñas de capacitaciones, diplomados, carreras o especializaciones. Su currículum podría intimidar a cualquiera y sin embargo, es de las personas más sencillas que conozco en persona.

Otra amiga es buenísima con la poesía, aunque siempre está nostálgica por ese amor que no la correspondió, su famoso amigo trapense.

Tengo una amiga muy preocupada de la nutrición y dietética, te puede recitar de memoria las calorías en tal o cual comida y prefiero no contarle que a veces caliento una pizza a las 5 de la mañana porque me daría un sermón que ni mis padres me daban, já.

Tengo otra amiga que ha hecho de la defensa de los animales su causa de vida. No entraré en detalles pero esta vegana amiga se toma la cosa más en serio que ninguna otra cosa en su vida.

Tengo un amigo cuya vida es navegar, cuenta más de 50 años pero muchos de ellos los ha hecho en alta mar. Cuando lo conocí trabajaba en el programa antártico estadounidense, venían a mi ciudad a abastecerse y relajarse unos días pero luego dejó ese trabajo y ahora trabaja para la armada de ese país, es feliz en el agua y por eso no ha fijado residencia definitiva en tierra.

Otra buena amiga tiene gran curiosidad por lo sexual. A menudo hablamos de aquello, intercambiamos historias y casi el 90% de las veces me envía gifs eróticos o clips que honestamente ya me aburren un poco (cuando uno quiere su dosis de porno sabe dónde encontrar, y no es precisamente en los inbox de Facebook) pero me gustó cuando me dijo que había leído la saga de las 50 sombras de Gray y que al lado de ella, éstas eran un cuentito de hadas.

Tengo otro amigo que lamentablemente ha perdido muchos seres queridos cercanos, ya sea por accidentes, suicidios o fallecimientos trágicos. Es un ser tranquilo, sabio, que parece disfrutar cada instante de su vida y no se anda quejando por ahí. Ayuda siempre que puede y la vida lo compensa.

No mencionaré al amigo futbolero, la amiga tan bella que se hace inalcanzable (y solitaria) o quien no sabe estar sol@ y apenas termina una relación ya está buscando una nueva... porque todos conocemos alguien así...

La vida nos ofrece un hermoso abanico de seres indispensables que aparecen por ahí para darnos buenas lecciones o bien nosotros ayudarles a aprender cuestiones que sólo el universo sabe.


Me fascinan las personas tanto como la noche...




1 comentario:

  1. No te faltan amigos. Y con personalidades, con aspiraciones. Que interesante.

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!