lunes, 10 de agosto de 2015

Escribir

Estuve algo flojo para actualizar mi blog sin embargo está bien, la inspiración llega cuando debe llegar.
Cuesta forzarla y escritos a la fuerza se notan y en lo personal no me gustan. 
Pero bien estoy de vuelta.

No recuerdo qué fue primero, si me gusto por escribir o por leer. Sí recuerdo cuando estaba en primero básico, que en mi país es el primer grado de escuela primaria tras el kindergarten, bueno en realidad puede haber sido el segundo básico no estoy tan seguro si más que mal intento recordar algo sucedido hace unos 30 años atrás... en que me contagié con piojos en el cabello. Mi madre en una larga tarde donde el sol nos daba en pleno en una cálida tarde de 1983 ó 1984 por la ventana (a mi madre Leo siempre le ha gustado el sol) me compró una revista "Los Pitufos" que aparte de la historieta principal traía en las páginas centrales 2 páginas con sendas lecturas de un cuento de mucho texto y poca imagen. Me recuerdo leyendo eso, preguntándole sobre animales que yo no conocía como pandas o cebras. Fascinado viendo cómo las letras me obsequiaban conocimiento gratis. Pero eso me ocasionó una "sed" por acceder a más. Pronto llegaron más revistas, no sólo Pitufos sino también Pato Donald, Mickey, Mampato y luego libros.
No recuerdo mucho más que haya sido relevante de los años tempranos excepto la Odisea de Ulises y luego en la adolescencia y gracias a mi sagitariana profesora de artes, leer a Kafka...

En cuanto a escribir, mi primer recuerdo es en 4to básico donde nos dieron de tarea escribir un cuento. Hice uno de ciencia ficción, inspirado en un futuro fantástico con tecnología y robots. Sin embargo pensaba que el mío era igual de bueno que el de mis compañeros porque a todos nos tocó leer nuestro cuento y los de mi curso también me gustaron mucho. El siguiente recuerdo viene ya en los años adolescentes igual cuando comencé a escribir poemas y algunas reflexiones.

En fin, qué importa mi historia, todos tenemos historias que contar y ninguna debería ser más interesante que otras. Sólo que me alegro haberme interesado por las letras. Los números y la ciencia sin duda son muy importantes para la supervivencia y sustento del hombre pero me gusta pensar que otras personas nacieron destinadas a realizar esas labores. Otros nacimos con otra misión, encargarnos de lo que permite a personas comunicarse o interactuar, incluso por qué no, reflexionar sobre la propia existencia, tal como lo hago yo ahora...



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por leer y comentar!