viernes, 14 de agosto de 2015

Río de Luna

A veces pensaba cómo sería pasar una noche juntos, sólo una. En luna llena, donde sea ella la única luz que refleje su azulado y místico fulgor en tu piel, ojos cerrados, descansando placenteramente.

Taparte, observarte. 
Silencio en la noche mientras avanza,
muy probablemente ni siquiera me animaría a tocar tu piel, ahí sería mi mano la que vería y yo prefiero verte a ti.

Cómo pueden dos seres perseguir la misma luna y aún así no encontrarse, quizá jamás...



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por leer y comentar!